El siniestro se registró esta madrugada y trabajó personal del Gers para evitar daños en los moradores. Investigan las causas
Un automóvil quedó envuelto en llamas esta madrugada y dos viviendas con ocupantes se vieron amenazadas por la intensidad del fuego. 

El siniestro tuvo inicio pasadas las 3 en Río Grande al 500, a unos 200 metros de avenida Costanera. 

Por causas a establecer, se produjo el incendio de un automóvil Fiat Regata que derivó en la convocatoria de personal del Grupo de Salvamento y Rescate policial (GERS) debido a que el incendio se intensificaba en proximidades de dos viviendas con personas en su interior.

Así, los efectivos policiales coordinaron tareas con personal de emergencias médicas y bomberos voluntarios para retirar a dos familias del sector y producto del operativo no se registraron lesionados, ni heridos.

Asimismo, las pérdidas en el automotor fueron totales y por estas horas los peritos intentan determinar las causas del siniestro.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas