· · Crédito: Puntal.com.ar
Mario Biasi (65) pretendía ser internado en un psiquiátrico, pero tendrá que cumplir la condena a 17 años de cárcel que le fijó la Justicia riocuartense por haber asesinado el 10 de abril de 2016 al vecinalista Héctor Ávila.
Corría marzo de 2017. La tensión se respiraba en la sala de juzgamiento de la Cámara Segunda del Crimen de Río Cuarto. Mario Biasi sabía que en las horas siguientes se jugaba la chance de pasar largos años en prisión y, frente a la mirada azorada de su abogado, el asesor letrado Santiago Camogli, se jugó la última carta: de uno de sus bolsillos, extrajo un puñado de grillos, se los llevó a la boca y, exagerando el gesto de masticarlos, se los tragó.

El episodio, uno de los más bizarros que se recuerden en los viejos tribunales, fue parte de la puesta en escena de Biasi para convencer al presidente del tribunal, Emilio Andruet, y al jurado popular de que estaba loco. Antes se había levantado la remera para mostrar desafiante sus cicatrices, o alzaba la voz para decir incoherencias.

De esa forma, el hombre semicalvo que entonces tenía 63 años buscaba que en lugar de una larga condena por haber asesinado a balazos al vecinalista Héctor Ávila, la Justicia lo enviara a un psiquiátrico y, acaso en unos pocos años, volviera a andar por la calle.

No lo logró entonces, ni tampoco lo consiguió ahora.

El 23 de marzo de 2017 Biasi era condenado a 17 años de cárcel, con el voto unánime de dos jueces técnicos y el jurado popular.

Le aplicaron el delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego, luego de que Biasi -obsesionado con su expareja- se presentara con un arma en el domicilio de la mujer y abriera fuego desde una de las aberturas de una casa interna de Achalay 325. A causa del ataque, Ävila, quien estaba de visita allí, sufrió heridas letales. Eso sucedió el 10 de abril de 2016 y Biasi llegó a juicio con una prisión preventiva.

Ya en la cárcel había buscado la manera de llamar la atención, pero los dictámenes de los peritos médicos se inclinaban más por la simulación que por una enfermedad psiquiátrica.

Ahora, el máximo tribunal de justicia de la provincia acaba de infligirle otro revés a su estrategia. A través de la sentencia número 540, los jueces Aída Tarditti, Sebastián López Peña y María Marta Cáceres de Bollati ratificaron que Biasi fue correctamente condenado y debe cumplir en la cárcel los 17 años de pena que le impuso la Justicia. 



Alejandro Fara. Redacción Puntal

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas