· · Crédito:
Una vecina de Laboulaye sufrió el robo de US$ 3 mil y en Jovita daban un premio inexistente.
Otra vez los engaños tuvieron como damnificados a vecinos del sur de Córdoba. Durante el fin de semana fueron denunciadas estafas por un valor cercano a los 200 mil pesos.

Las maniobras delictivas fueron pergeñadas en perjuicio de dos mujeres. Uno de los casos ocurrió en Laboulaye y el otro en Jovita.

Mediante llamados telefónicos, los estafadores dan comienzo al plan para despojar del mayor dinero que puedan a sus víctimas.



Laboulaye



Una vecina de Laboulaye sufrió el robo de 50 mil pesos y de 3 mil dólares, revelaron fuentes de la Departamental Roque Sáenz Peña.

El hecho que la Policía confirmó ayer fue denunciado el viernes último. La mujer afectada recibió un llamado por teléfono en el cual le solicitaban información de unos ahorros, indicaron.

Momentos después, un hombre se hizo presente en la vivienda y la damnificada hizo entrega de un bolso negro que contenía el cuantioso botín.

Fuentes policiales explicaron que el sujeto que recibió el dinero llegó haciéndose pasar como empleado bancario. Previamente, se habían ganado la confianza de la vecina que terminó otorgando la plata.

La Unidad Judicial de Laboulaye receptó la denuncia correspondiente de lo sucedido y puso en conocimiento de la situación a la Fiscalía de Instrucción de esa ciudad, desde donde ordenaron las diligencias tendientes a identificar a los autores de la estafa.



Jovita



En Jovita los delincuentes esgrimieron un premio inexistente para apoderarse de unos 21 mil pesos.

Una jubilada de 68 años fue la víctima del ardid. A la mujer la llamaron el domingo a las 9 de la mañana contándole que había ganado 150 mil pesos en el “Telekino”, pero que para cobrar debía hacer un trámite por cajero automático.

En el banco del pueblo, acompañada por una hermana, siguieron instrucciones hasta sacar un crédito, reveló la Policía tras la denuncia presentada ayer.

Pasado el mediodía volvieron a recibir la comunicación telefónica que nuevamente la hacía trasladar al cajero, pero con una tarjeta de débito distinta a la utilizada para obtener el préstamo.

Una vez frente a la terminal bancaria, el estafador le hizo seguir los pasos para que le hiciera una transferencia. De esa manera, terminó enviando una suma de casi 21 mil pesos.

El llamado partió de un número con código de área de Córdoba (0351), advirtieron las fuentes que investigan el caso.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas