La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, denunció que se trató de un ataque mafioso por la tarea del jefe policial
El jefe de la delegación Santa Fe de la Policía Federal (PFA) fue herido a balazos por un grupo de encapuchados que lo emboscó y le disparó desde una camioneta cuando se trasladaba en un auto por la autopista Rosario-Buenos Aires, a la altura de la localidad de Fighiera, en lo que la ministra de Seguridad Patricia Bullrich calificó ayer como un "ataque mafioso".

Se trata del comisario Mario Ezequiel Valdés (51), quien desde mayo está a cargo de esa delegación, luego de que la anterior cúpula fuera desplazada en el marco de una investigación que tiene procesados al entonces jefe y a cinco de sus subordinados.

"Los hechos son de carácter mafioso, las personas estaban encapuchadas y tiraron contra el auto", expresó Bullrich, que vinculó el caso "a la tarea que está llevando adelante la nueva jefatura".

El episodio ocurrió cerca de las 20.50 del lunes cuando el comisario viajaba por la autopista a bordo de un Ford Focus no identificado como policial, acompañado por la suboficial Rosana González, quien resultó ilesa, dijeron los voceros.

A unos 37 kilómetros al sur de Rosario, Valdés detuvo la marcha del vehículo para cambiar la yerba del mate y allí aparecieron al menos tres personas encapuchadas a bordo de una camioneta negra 4x4 que se les pusieron a la par, descendieron y comenzaron a disparar contra el auto conducido por el jefe policial.



Intercambio de disparos



El ataque fue repelido por los policías y uno de los atacantes habría resultado herido, por lo que los investigadores rastreaban si alguna persona había sido atendida en algún centro de salud de la zona.

Valdés y la suboficial lograron llegar hasta una estación de servicio cercana y allí solicitaron ayuda.

El comisario resultó herido en el brazo izquierdo y en la ingle.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas