Sería para generar facturas apócrifas. Ayer se realizaron cuatro allanamientos en la ciudad: fueron en un comercio, un estudio contable y dos domicilios. La medida fue dispuesta por el Juzgado Federal de Río Cuarto. Intervino Afip
Cuatro allanamientos se realizaron ayer en distintos puntos del centro de la ciudad, en el marco de una investigación que lleva adelante la Justicia Federal de Río Cuarto y la Afip contra contadores que utilizarían la clave fiscal de sus clientes para generar facturas apócrifas.

Los procedimientos ordenados por el juez Carlos Arturo Ochoa se efectivizaron en la mañana de ayer por parte de sabuesos de la Afip y de la delegación local de la Policía Federal.

Los móviles policiales y del organismo fiscal se presentaron en un comercio de calle Sobremonte al 1700, un estudio contable no identificado de calle San Martín y dos domicilios particulares.

Los investigadores fiscales habrían detectado maniobras ilícitas por parte de un grupo de profesionales de la ciudad, quienes utilizarían la clave fiscal de sus clientes para realizar facturas irreales y generar un perjuicio económico al organismo nacional.

En los allanamientos realizados ayer se secuestró documentación que sería valiosa para la investigación que se lleva adelante en la Justicia Federal.

Este tipo de maniobras genera preocupación en el ámbito de la Afip, ya que es una operatoria que habría crecido en los últimos tiempos, por lo que es un desvelo de los funcionarios de dicho organismo para reducir la evasión fiscal con la facturación apócrifa.

La clave fiscal es una exigencia para poder operar con la Afip y los profesionales, al contar la clave de sus clientes,  habrían realizado un uso indebido, por ejemplo al generar varias facturas, algo de lo que el titular de la cuenta no se entera hasta que lo descubre el organismo de recaudación.

Los profesionales contadores habrían abusado de la confianza de sus clientes, quienes les entregaron la clave fiscal.

Con ese dato, los contadores habrían realizado facturas truchas de ventas y compras, con operaciones interrelacionadas entre sus clientes.

Fuentes seguras indicaron que no hay precisiones sobre el monto de las maniobras de evasión al Estado y que los rubros de las operaciones serían variados. Se aclaró que no es únicamente del sector agropecuario.

Uno de los profesionales investigados tendría antecedentes por operaciones irregulares con la Afip.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas