Se desarrolló durante el último fin de semana y habría tenido un costo de 26 millones de pesos. Hubo premios en efectivo, y sorteos de camionetas y autos de alta gama.
Pese a la detención de los titulares de Surrbac, Mauricio Saillén y Pascual Catambrone, este fin de semana llevó a cabo la mega fiesta de fin de año del gremio que nuclea a los recolectores de residuos de Córdoba.

El evento contó con las actuaciones de los Midachi, Jorge Rojas, Trulalá y Ulises Bueno y se sortearon varios millones de pesos, viajes al exterior, televisores, departamentos, autos y camionetas 4x4 cero kilómetros, entre otros premios.

Según consignó el medio Cadena 3, la tarjeta para los afiliados habría costado más de 12.000 pesos y ante la magnitud del festejo, la Justicia tomó nota y ordenó pedir una rendición de cuentas.

Cabe recordar que el gremio y la mutual están intervenidos y los líderes sindicales, Mauricio Saillén y Pascual Catrambone, con prisión preventiva, acusados de asociación ilícita, usura agravada, lavado de activos y administración fraudulenta, por orden del juez federal Ricardo Bustos Fierro.

Las medidas dispuestas por Bustos Fierro también alcanzan a 19 personas en total, entre dirigentes sindicales y familiares, a quienes se les atribuyen distintas responsabilidades fraudulentas en calidad de autores y coautores respecto al sindicato y a la mutual del Surrbac.

Cifras millonarias

El costo del evento (sin alquiler del Complejo Forja y catering) promedió los 26 millones de pesos.

Según se supo, el fiscal Senestrari solicitará al juez Bustos Fierro que el gremio justifique de dónde salieron todos los montos, porque sostiene que cualquier movimiento económico de un gremio investigado se tiene que revisar.

Premios más resonantes:

-Sumas en efectivo. La mayor fue de 3 millones 500 mil pesos.

-Cinco VW Amarok

-Cinco VW Vento

-Diez televisores LED de 55 pulgadas

-Diez televisores LED de 65 pulgadas

-Diez televisores LED de 75 pulgadas

Según lo estimado, los artistas (Ulises, Trulalá, Midachi y Jorge Rojas) costaron en total unos 3,5 millones de pesos.

Darío Vezzaro, abogado de Saillén y Catrambone, dijo: “Tenemos todos los elementos para justificar los ingresos del sindicato y de la mutual”.

“Cuando tengamos la instancia, será el momento para demostrar la situación jurídica y financiera de esos gastos”, completó.



 

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas