Río Cuarto | Provincia | personas | Córdoba

Después de la polémica, la Provincia habilitó misas de hasta 30 personas

Es para Córdoba capital y los otros 5 departamentos que hoy están con mayores restricciones que el resto. En Río Cuarto, las celebraciones no fueron vedadas, aunque participan menos feligreses que el máximo permitido.

Luego de la polémica en torno a las limitaciones para desarrollar actividades relacionadas al culto en Córdoba capital y otros 5 departamentos de la provincia donde existen mayores restricciones que en el resto del territorio mediterráneo, el gobierno de Juan Schiaretti autorizó las misas con hasta 30 personas.

Después de que el arzobispo de Córdoba, Carlos Náñez, emitiera un duro comunicado cuestionando a las autoridades provinciales y asegurando que no iba a acompañar las nuevas disposiciones por considerarlas “exageradas”, el ministro de Salud, Diego Cardozo, señaló el jueves que “el culto religioso” no está inhabilitado y que todo se debió a un “error de interpretación”.

Para acompañar dicho pronunciamiento, ayer la Provincia le informó el arzobispo que están autorizadas las misas con hasta 30 personas, lo que implica una flexibilización a las medidas que se tomaron inicialmente por dos semanas para disminuir la circulación de los ciudadanos.

“Ayer (por el jueves) expresé el deseo de solicitar un diálogo franco con las autoridades provinciales. Con satisfacción deseo señalar que ese diálogo se ha verificado y ha permitido clarificar diferencias de interpretación de las disposiciones y defectos en la comunicación de las mismas”, aseguró Náñez en otro comunicado.

Asimismo, la máxima autoridad religiosa de la provincia destacó que desde el Centro de Operaciones de Emergencias le informaron que “están permitidas las aperturas de los templos en un horario determinado, la celebración de bautismos y matrimonios, con un número máximo de participantes y la celebración de la Eucaristía con una presencia máxima de 30 personas”, siguiendo los protocolos establecidos para mitigar la propagación del coronavirus en el marco de la pandemia.

En Río Cuarto, la situación es diferente a Córdoba capital. En la ciudad se pueden desarrollar misas hasta antes de las 20 horas con hasta el 50% de ocupación de la capacidad total del templo. Sin embargo, rara vez se da esa situación, debido que en casi todas las parroquias y capillas la asistencia de fieles es menor.

Más allá de eso, el vicario del Obispado de la Diócesis de Río Cuarto, el padre Juan Giordano, señaló a Puntal que el derecho a practicar la religión es sumamente importante.

“Es importante, siempre que se respeten los protocolos y cuidados sanitarios, sobre todo en una situación difícil como la que estamos viviendo. La vida es un don de Dios y debemos cuidarla y hacer todo lo posible para vivir con dignidad y que no se vea afectada por el contagio”, sostuvo.

“Para los creyentes, practicar la fe en este momento difícil es esencial. La religión es una actividad vital. Para el creyente es fundamental comunicarse con la divinidad, tanto individual como comunitariamente, a partir de los distintos ritos”, agregó.