Tras la agresión de un joven a la salida de una fiesta, Fernando Gramaglia aclaró que al gobierno local le compete dar la autorización y asegurar que el predio cumpla con las condiciones que exige la ordenanza local
“Nosotros damos la autorización y verificamos que todo esté en orden, esa es nuestra responsabilidad. Y así lo hicimos”.  De esta manera, el intendente de Alcira Gigena, Fernando Gramaglia, se refirió a los hechos ocurridos a la salida de una fiesta realizada a principios de mes en la localidad y en la que un joven de Coronel Baigorria fue brutalmente golpeado.

El mandatario dijo además entender el malestar del papá de la víctima, pero sostuvo que lo ocurrido fue responsabilidad de un grupo de personas que actuaron de manera salvaje.

“Lo nuestro es simple. Nuestro abogado dará las respuestas del caso a quienes corresponda. Pero lo nuestro fue autorizar el lugar para que se haga (la fiesta). No quiero entrar en echar la culpa a uno u otro. Hubo 2.500 chicos que se divirtieron y por dos, tres o no sé cuántos inadaptados, ocurre esto. Actuaron como cobardes”, sentenció Gramaglia.

Esta fiesta conocida como “Be Cool” es organizada por privados en un predio ubicado al este de la localidad, en un sector dentro del ejido urbano. “Nosotros, cuando dimos la autorización, se la dimos al boliche Condesa y Defensa Civil admite que está en condiciones; hasta allí es nuestra tarea”, agregó.

Respecto de los cuestionamientos de Pablo Ledesma, el papá de Nicolás Augusto, quien sufrió la brutal agresión, respecto de la falta de controles y escaso personal, el intendente desestimó que ello sea así.

No obstante, recalcó que en cuanto a la presencia policial no es competencia municipal, sino de los organizadores que deben coordinar con la comisaría la presencia de adicionales. “Inspectores municipales participan también”.

Consultado sobre la ordenanza vigente que regula los espectáculos públicos  (N° 58-2016) sostuvo que se aplica en todo su contenido. Interpelado entonces sobre los horarios de cierre de fiestas que, según esta normativa, es a las 5.30 de la madrugada, y que la fiesta donde ocurrió la agresión se extendió hasta más allá de las 7 de la mañana, dijo: “Siempre que haya eventos especiales y en época de verano, permitimos extender el horario. Porque más allá de si termina a las 5.30, los chicos van a dar vueltas hasta las 7”.

En este punto, Gramaglia se explayó además diciendo que por ser esta fiesta convocante de chicos de toda la provincia que llegan en colectivos, se permite que permanezcan en el lugar hasta que toman los transportes de regreso”.

Por otro lado, el intendente dijo que no es la primera vez que se hacen estos eventos, y que convocan a miles de chicos de toda la provincia. “Es el de más convocatoria en el sur cordobés. Nunca nadie fue a decir ´qué bueno que se hace, y que contiene a los chicos´,  y ocurrió esto y todos están contra Gigena”.

Por último, Gramaglia dijo que no hará más declaraciones, y reiteró que los controles que le competen al Municipio se hicieron tal lo previsto por ordenanza.



El caso



Fue durante el primer fin de semana de febrero cuando ocurrió el incidente en el que Nicolás Ledesma, el joven de Baigorria, fue interpelado y golpeado por un grupo de personas a la salida del predio.

Un video casero permitió identificar a tres agresores que fueron imputados por la Justicia, pero quedaron libres.

La víctima sufrió politraumatismos en la cabeza y el rostro, con quebraduras. Hoy Nicolás sería sometido a una operación para la colocación de una prótesis debajo de uno de sus ojos.

Pablo Ledesma, el papá, en tanto, ha iniciado acciones penales y civiles contra los organizadores.



 

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas