El Santa Paula de Carnerillo adoptó esta medida ante lo ocurrido en un partido infanto-juvenil, el pasado sábado. Ya se notificó a la Policía y a la familia involucrada. Javier Pereyra, presidente de la entidad, lamentó los hechos
Dirigentes del Santa Paula Club de Carnerillo decidieron aplicar una sanción al padre que el fin de semana agredió a un árbitro, durante un partido de fútbol infantojuvenil, y dispusieron prohibirle la entrada a la institución por tiempo indeterminado.

Mientras se aguarda la sanción de la Liga Regional de Fútbol Infanto Juvenil de Río Cuarto por el episodio vivido el sábado pasado, el presidente del club de Carnerillo, Javier Pereyra, confirmó que tras una reunión de comisión realizada el lunes por la noche, se dispuso prohibir la entrada de los padres, en particular del hombre agresor, a las dependencias del club.

La medida  fue notificada a la Policía para que ésta se encargue de hacerla efectiva.

En tanto, anoche, dirigentes de la institución también tenían previsto comunicar la disposición a la Liga de Fútbol de  Río Cuarto.

El profesor Javier Pereyra, presidente del club de fútbol y encargado de las divisiones infantiles, dijo a PUNTAL que “la notificación se la pasamos a los papás que cometieron este hecho. Y esta noche (ayer) se lo vamos a pasar a la Liga. Ellos sabrán si  se lo van a pasar a los medios de comunicación para que se conozcan los detalles de la sanción”.

Cabe aclarar que esta sanción la aplica el club de Carnerillo, en tanto que la Liga definirá la pena que le puede caber a la institución por este hecho.  Estimó Pereyra que podrían perder puntos, sufrir la inhabilitación de la cancha o alguna multa monetaria.

Cabe recordar que el sábado, mientras se disputaba un partido de la división “sub-13”, un padre insultó en reiteradas oportunidades al árbitro, quien tras llamarle la atención le pidió que se retirara del lugar. Lejos de cumplir con ello, ingresó a la cancha y agredió a la autoridad arbitral, quien decidió luego realizar la correspondiente denuncia policial.

Pereyra precisó que en el caso del Club de Carnerillo, se actuó de acuerdo a lo estipulado por estatuto.

“Nosotros le dimos una nota a la Policía de Carnerillo. Ellos le llevaron la notificación a los papás y nosotros la elevaremos a la Liga Regional para que se expida, y den toda la información”, dijo el presidente de la entidad deportiva. 

“Hay una sanción de que no ingresen más por un tiempo determinado, tanto a la cancha de fútbol como a las instalaciones del club Santa Paula. Según el estatuto que tiene la comisión directiva del club, el tiempo de sanción es bastante”, puntualizó.



Que no se repita



Por otra parte, indicó Pereyra que están respetando los tiempos de la Liga en cuanto a las disposiciones que se adoptarán.

La Policía local ya recibió la nota del club de Carnerillo, y también fue notificado el padre agresor.

Asimismo, se aclaró que el niño nada tiene que ver con el incidente, y no será excluido del equipo. “Va poder seguir jugando con total normalidad. En esto no tiene nada que ver el niño. Él va seguir siendo del club Santa Paula. En ningún momento se pensó en sancionar al jugador porque no tiene nada que ver con lo sucedido”.

El dirigente del Santa Paula señaló que tuvo la oportunidad de hablar con la mamá, y aseguró que la familia está arrepentida por lo ocurrido. 

“Después del hecho han pedido disculpas, pero pensamos que lo hecho, hecho está, como dice el dicho”, sentenció Pereyra.

“Nosotros tenemos que actuar como comisión directiva, y tenemos que dar una sanción que sea un ejemplo para el resto de los papás, para que esto no vuelva a suceder”, aseguró, al tiempo que recalcó que todos están afectados por lo ocurrido. 

Finalmente, puntualizó que si el club recibe una sanción económica por el incidente, llamarán a los papás involucrados “para ver si pueden colaborar con el pago del monto que disponga la Liga”.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas