El deterioro de los trazados después de las lluvias expuso el caño central que provee del servicio a la localidad. Tras algunos trabajos se logró repararlo. Advierten que urge hacer un estudio de cuencas y crear un consorcio de suelos
El estado de los caminos rurales sigue preocupando, y las últimas lluvias han terminado destruyendo algunos trazados neurálgicos para la comunicación de vecinos de la zona rural con los pueblos.

Pero además, esto ha generado otras consecuencias que pueden resentir servicios básicos para algunas localidades. Es el caso de Sampacho, que se provee de agua por un acueducto que se encuentra sobre un camino rural, y que por la erosión quedó expuesto, y con el riesgo de romperse.

En esta zona, los registros pluviométricos arrojaron entre 140 y 200 milímetros. Esas aguas buscaron las bajantes naturales, anegaron la ruta 8 y provocaron destrozos en las regiones de Los Jagüeles.

Los declives jugaron en contra y la erosión provocó dificultades en el único acueducto del que se abastece la localidad de agua potable. Este acueducto creado en la década del 70, estaba enterrado a un metro y medio de profundidad y hoy en distintos tramos sobresale a la superficie.  Así, el caño central estuvo en situación de riesgo de una rotura, algo que ocurrió accidentalmente hace poco tiempo y que dejó sin agua a todo el pueblo.

En lo que fue una primera etapa, se afirmó el acueducto con suelo cemento para evitar mayores inconvenientes.

Milena Rosso, legisladora provincial, en conocimiento del tema  dijo que la respuesta del gobierno fue inmediata y el ingeniero Bresciano vino personalmente a constatar los daños en representación de la Secretaría de Recursos Hídricos de la provincia.

Por ahora los estudios hídricos de los funcionarios apuntan a proyectar –entre otras tareas- la creación de un alteo de protección del acueducto y pensar en la necesidad de crear micro-embalses, de los cuales ya se ha comprobado su eficacia. "Lo rescatable es que llegaron lo más pronto posible y ya están trabajando", expuso la legisladora.

Desde la Cooperativa se puso de relieve la labor conjunta entre la Cooperativa, la Municipalidad, el gobierno de la provincia y el Consorcio Caminero Nº 146.



 Destacado



Rosso también se refirió a la posibilidad de la creación de un consorcio de conservación de suelos. Consideró que sería muy eficaz, ya que a través de éste se podrían ejecutar tareas o prevenir inconvenientes como los que padeció Sampacho en los últimos tiempos por  crecientes que han provocado daños y dejó aisladas a algunas familias del norte y del sureste (La Carolina El Potosí y Los Jagüeles).

Las áreas afectadas de caminos rurales son muy amplias, como también los declives. Hoy se impone un urgente estudio de cuencas.

Productores del paraje Los Jagüeles consideran que hay que proyectar una acción de contención porque las aguas dañaron severamente los caminos rurales y no tienen posibilidades de trasladar sus producciones.

Sobre los consorcios de conservación de suelos, ya se viene trabajando en Chaján, donde pudieron aplicar técnicas de creación de micro-embalses para la contención de aguas que bajan de los cerros cercanos.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas