El vicepresidente de Industria del Cecis, Atilio Lunardi, señaló que la medida anunciada por el ministro Dante Sica puede ser necesaria pero que no están en condiciones de cumplirla. En el mismo sentido se pronunció Gustavo Sacchetta, del sector Comercio.
Ni bien se conoció la noticia del bono de 5 mil pesos que podría anunciar el Gobierno para los trabajadores privados, igualando así lo dispuesto el mes pasado para los estatales, se encendió el chat de la dirigencia empresaria local que comenzó a analizar la medida que admitió ayer el ministro Dante Sica luego del encuentro con directivos de la CGT nacional ocurrido el lunes.

La primera reacción, incluso antes de conocer los detalles que esperan para las próximas horas, fue que “en términos generales hay que decir que las medidas que devuelvan poder de compra a los consumidores son positivas por el contexto. Es sin duda justo recomponer los ingresos de los trabajadores. El tema a analizar es que no todos los empleadores están en condiciones de afrontar ese compromiso obligatorio”, explicó ayer Gustavo Sacchetta, vicepresidente del sector comercio del Cecis.

En la misma línea se pronunció Atilio Lunardi, vicepresidente de Industria. "El tema es de dónde salen los recursos", planteó el empresario proveniente del rubro de la construcción. "Evidentemente el empleado ha tenido una disminución en su capacidad adquisitva con esta devaluación los aumentos y demás pero la misma situación la tienen las empresas", afirmó en declaraciones a Buen Día Río Cuarto.

"Venimos bajando rentabilidad, la mayoría de las veces los comerciantes van periendo stock, van buscando mantener su actividad pero en base a ir perdiendo lo que en algún momento habían ido ganando", indicó Lunardi. "También la falta de liquidez hace que tengas que recurrir a financiamiento para poder cumplir estas obligaciones que aparecen sin estar previstas", agregó.

"Es una situación bastante compleja porque si bien pueden ser necesarias para mantener la capacidad adquisitiva, también las empresas necesitan seguir funcionando para que pueda seguir teniendo empleo", consideró. "No se sabe cómo resolverlo, si lo tienen que asumir las empresas, hay muchas que no están en condiciones", subrayó el empresario.

Comercio

Por su parte, para Saccheta, vicepresidente de Comercio, la medida “hay que conocerla en detalle para ver cómo y cuándo hay que afrontar el pago. Pero insisto en que seguramente habrá quienes lo puedan pagar y quienes no. Y si es obligatorio, como se dice, hay que ver qué ocurre con este último grupo”.

Desde la dirigencia empresaria provincial prefirieron conocer primero los detalles. Pero coincidieron con los empresarios locales al remarcar que “es necesaria cierta flexibilización porque el año pasado hubo empresas que lo pagaron sin problemas, otras que lo hicieron en cuotas y finalmente un grupo que nunca lo hizo”, explicaron.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas