Cleve Fossatti, docente jubilada, recordó sus vivencias en las aulas, desde la creación de jardines de infantes en Alejandro Roca y Reducción hasta despedirse en la escuela Vélez Sarsfield.
En el Día del Maestro, una docente jubilada compartió su vivencia desde 1961 en las aulas de instituciones de Río Cuarto y la región. "No se puede dar clases con la carita de un niño en frente que sabemos no ha comido", reflexionó al señalar la pobreza como uno de los principales problemas en la actividad.

Fossatti recordó en Buen Día Río Cuarto que en su carrera educadora tuvo la posibilidad de crear jardines de infante en Alejandro Roca y Reducción, y que todavía tiene "las vivencias a flor de piel".

"Yo digo que nos jubilamos por ley, pero realmente somos activos por militancia, o sea que uno nunca termina por retirarse de la función docente", consideró.

"Es muy vertiginoso el paso del tiempo, con el se fueron suscitando las distintas problemáticas, cada año se ha vivido de distinta forma, hoy se agrega un problema muy grande que es la drogadicción que por lo menos antes no estaba a la vista", advirtió.

"Tenemos el problema de la pobreza y mucho de nuestros niños inmersos en ella", señaló Fossatti. "Es muy difìcil en un contexto social como el que se está viviendo el problema de la enseñanza-aprendizaje, las escuelas empezaron a darle comida a los niños porque se sabe cómo necesitan los niños alimentarse para después poder estudiar", puntualizó la maestra jubilada al indicar que las familias están demandando alimentos en los establecimientos educativos.

 

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas