Salud | sistema | julio

El sistema de salud municipal realizó 1.879 atenciones por enfermedades crónicas no transmisibles

De acuerdo a la información recopilada por la Secretaría de Salud a cargo de Humberto Jure, estas atenciones se vieron impactadas durante el mes de abril, pero rápidamente pudo aumentar la cantidad en los meses posteriores

Durante los primeros siete meses de este año, el sistema de salud municipal realizó 1.879 atenciones por enfermedades crónicas no transmisibles. De acuerdo a la información recopilada por la Secretaría de Salud a cargo de Humberto Jure, estas atenciones se vieron impactadas durante el mes de abril, pero rápidamente pudo aumentar la cantidad en los meses posteriores.

Hasta la finalización del primer trimestre, se habían efectivizado 805 atenciones, siendo 316 en enero, 285 en febrero y 204 en marzo, cifras que tuvieron una importante baja durante el mes de abril, motivada por el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) en su fase más estricta desde el inicio de la emergencia sanitaria. Durante ese mes, se concretaron solo 76 atenciones de este tipo.

Sin embargo, la cifra comenzó a incrementarse en mayo, logrando 286 consultas que también se vieron superadas y en alza en junio y julio, con 341 y 371 atenciones respectivamente en los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) y Asistencia Pública.

Es importante que los vecinos que transiten alguna enfermedad crónica no transmisible como diabetes, hipertensión u obesidad, ente otras, no abandonen sus espacios de consulta y control médico, sobre todo teniendo en cuenta que este tipo de patologías constituyen factores de riesgo frente al covid-19.

Por tal motivo, y para garantizar la atención en general de la salud, la Secretaría de Salud del municipio realizó diversas acciones como la puesta en marcha del servicio de Telemedicina a partir de la instalación de computadoras en CAPS y Asistencia, no solo para poder realizar atenciones virtuales sino también para mejorar las herramientas de control y monitoreo de la salud en la ciudad.

También se llevaron adelante importantes operativos de vacunación antigripal a adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, que se realizaron de manera domiciliaria a partir del desarrollo de un trabajo territorial.

En cuanto a las atenciones en términos generales, estas también se habían visto disminuidas por el ASPO, pero rápidamente volvieron a ascender, superando las 20.000 consultas en julio, tal como se había informado oportunamente.

Lo mismo ocurrió con la entrega de medicamentos en el marco del Plan Nacional Remediar, que se duplicó durante el primer semestre de este año y que también amplió las especialidades medicinales que brinda de manera gratuita.