Villa María | Salud | Vacunación | personas

En el último año, la vacunación contra la fiebre hemorrágica aumentó más del 200%

Desde la Secretaría de Salud de Villa María se informó en las últimas horas un considerable aumento en la cantidad de vacunas aplicadas contra la fiebre hemorrágica.

Precisamente, el área de Salud del Municipio lleva adelante -en coordinación con otras reparticiones municipales- una campaña cuyo objetivo es inmunizar a los vecinos y vecinas (principalmente a quienes viven o trabajan en la zona rural) contra la enfermedad que contagian los roedores.

Desde el Municipio se dijo que, de julio de 2019 a julio de 2020, aumentó un 235,4% la cantidad de personas vacunadas.

Hasta el 23 de julio, y según los datos aportados por el titular del área, Humberto Jure, 976 personas recibieron la dosis de Candid#1, la vacuna considerada más efectiva para prevenir la enfermedad viral aguda causada por el virus Junín. Cabe resaltar que en el mismo período del año 2019, se habían colocado 291.

La vacunación en esta zona se fortaleció debido a los brotes que aparecieron en diferentes localidades de la región. Ante el incremento de casos, la cartera de Salud arbitró los mecanismos a través de una estrategia activa de búsqueda y captación para garantizar inmunizar a la mayor cantidad de personas.

La Asistencia Pública (Lisandro de la Torre y Catamarca) fue uno de los establecimientos en donde se aplicaron dosis; sin embargo, no fue el único. También se llevó a cabo la vacunación en la zona periurbana. Para ello se precisaron puestos móviles que giraron en diferentes espacios de la periferia villamariense.

La Secretaría de Salud trabajó en conjunto con las áreas de Inclusión Social y Territorio y de Gobierno, Seguridad Ciudadana y Asuntos Legales. También participaron como voluntarios estudiantes de carreras afines de la UNVM.

Desde la cartera sanitaria local expresaron que si bien la vacuna puede ser aplicada a todas las personas a partir de los 15 y hasta los 65 años de edad, se pone especial énfasis en quienes viven o trabajan en medios rurales, ya que allí es más frecuente la presencia de los roedores que pueden transmitir la enfermedad.