Nacionales |

Se deterioró la situación social local: hay 49 mil pobres y 10 mil indigentes

Surge del relevamiento del Indec que corresponde a junio de este año. La pobreza alcanzó el 28% y aquellos que no cubren las necesidades alimenticias representan el 5,8%. En el país los indicadores fueron del 27,3% y 4,9%

El deterioro de la situación social en la Argentina en general, y en Río Cuarto en particular, comenzó a tener datos concretos aportados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), que ayer difundió el informe sobre la pobreza y la indigencia con crecimientos en la mayoría de los 31 conglomerados relevados.

En el caso del Gran Río Cuarto, la pobreza pasó del 24,4% al 28%, lo que representa un crecimiento de 3,6 puntos porcentuales que equivalen a 6.453 personas que cayeron debajo de la línea que marca la imposibilidad de afrontar los gastos totales del hogar entre diciembre y junio. Eran 42.407 a fines de 2017, mientras que a mitad de año alcanzaron las 48.860.

Pero en la indigencia también hubo un crecimiento al pasar del 5,5% al 5,8%. En términos absolutos, eso implica que hay ahora 617 personas más que ya no pueden cubrir los gastos de la canasta alimentaria. Eran 9.542 en el cierre del año pasado, y ahora pasaron a ser 10.159.

De esta manera se rompió en Río Cuarto una tendencia de mejora en la situación social que se venía reflejando en las últimas mediciones del Indec. En el segundo semestre de 2016 se computaron 29,2% de pobres en el conglomerado que además integran Las Higueras y Holmberg. Seis meses después la cifra bajó a 27,8% y volvió a retroceder al 24,4% a fines de 2017. Ahora, la cifra trepó a niveles similares a los de mediados del año pasado.

En el caso de la indigencia, los valores pasaron del 7% en diciembre de 2016 a 5,5% en las dos mediciones de 2017. Ahora creció 0,3%.

En el caso del Gran Córdoba, la pobreza se ubica en el 30,3% mientra que la indigencia alcanza el 5,5%. Eso representa a 466.890 y 84.056 personas, respectivamente.

En el orden nacional, más de 11 millones de habitantes son pobres, una cifra equivalente al 27,3% de la población, según las cifras oficiales, por lo que alrededor de 750 mil personas cayeron en esa situación en el primer semestre.

La indigencia aumentó levemente en la primera mitad del año del 4,8% al 4,9% de la población, con lo que alrededor de 100.000 personas más no tienen recursos para alimentarse.

Los datos divulgados por el organismo estatal reflejan el impacto de la devaluación, la suba de precios y las corridas cambiarias.



Gonzalo Dal Bianco.  Redacción Puntal