Deportes | serie | Argentina | Schwartzman

Báez abrirá la serie de Copa Davis ante República Checa

El juvenil enfrentará a Jiri Lehecka desde las 12. Después será el turno de Schwartzman

Sebastián Báez debutará en Copa Davis hoy ante Jiri Lehecka en el partido que dará inicio a la serie al mejor de cinco puntos entre la Argentina y la República Checa, por un lugar en las Finales de 2022, según lo determinó ayer el sorteo de la eliminatoria.

Báez, ubicado en el puesto 62 del ranking mundial de la ATP, jugará hoy a las 12 ante Lehecka (94) en el partido que abrirá la serie en la cancha central Guillermo Vilas del Buenos Aires Lawn Tennis Club, según arrojó el sorteo efectuado en un hotel del centro porteño.

A continuación se enfrentarán el número uno argentino, Diego Schwartzman (14) ante la segunda raqueta de los europeos, Tomas Machac (131).

En principio la serie "copera" en "La Catedral" del tenis argentino se presenta favorable para el equipo "albiceleste", porque los tenistas checos no son especialistas en polvo de ladrillo y además no trajeron a Buenos Aires a su mejor raqueta, Jiri Vesely (74).

Vesely, el mejor de los checos, perdió el domingo la final del ATP 500 de Dubai ante el ruso Andrey Rublev luego de una semana excelente en la que había vencido en forma sucesiva al croata Marin Cilic, al español Roberto Bautista Agut, al serbio Novak Djokovic y al canadiense Denis Shapovalov.

En Argentina debutará en el primer punto "Seba" Báez, un tenista de 21 años que protagonizó un 2021 increíble con la obtención de seis títulos en la categoría Challenger, y que en esta temporada continuó su crecimiento hasta llegar el domingo pasado a la final del ATP 250 de Chile y antes había arribado a los cuartos en el Córdoba Open.

"Traigo una buena experiencia de la reciente gira sobre polvo de ladrillo, creo que fui de menor a mayor y desde que me enteré de la convocatoria para jugar la Davis me puse contento porque uno siempre sueña representar a su país", comentó Báez en la rueda de prensa que ofreció en un hotel del centro porteño. El argentino tiene un antecedente desfavorable con el checo, con quien perdió en 2020 la final del Future de Praga por un ajustado 3-6, 6-3 y 6-3, sobre polvo de ladrillo.

A continuación del primer punto entrará en acción el "Peque" Schwartzman, número uno del equipo argentino por quinta temporada consecutiva, desde que se instaló entre los 20 mejores del mundo, con picos altos como su acceso al "top ten" con el octavo puesto que alcanzó en octubre de 2020. "Me gusta jugar en segundo lugar, que vaya pasando el día y cuando más tarde sea el partido mejor me siento, es una cuestión de comodidad, no me gusta hacerlo temprano", explicó el tenista surgido del Club Náutico Hacoaj en la conferencia de prensa que brindaron los dos equipos, el argentino y el checo.

El Peque jugó una sola vez ante Machac y le ganó, el año pasado en la ronda inicial de los Juegos Olímpicos de Tokio, por un ajustado 6-4 y 7-5 aunque en condiciones distintas, sobre superficie rápida.

"Me siento muy bien luego de una muy buena gira por Sudamérica, en la que pude llegar al fin de semana aunque con bronca por no ganar porque quería cerrarla con un título. Está bueno que la serie sea en Buenos Aires porque jugamos acá hasta hace un par de semanas, eso es positivo para nosotros", analizó Schwartzman.

El número uno del tenis sudamericano quedó cerca del título este año al caer en las semifinales del Córdoba Open y en las finales del Argentina Open y del ATP 500 de Río de Janeiro.

El Peque no debería tener problemas con Machac, un tenista diestro de revés a dos manos que se mueve mejor en canchas rápidas, de hecho en enero de este año conquistó sobre esa superficie el Challenger de Traralgon, en Australia.

Luego de los dos primeros puntos de hoy, la serie continuará mañana desde las 11 con el punto de dobles en el que Argentina presentará a los especialistas Horacio Zeballos, quinto del mundo, y Máximo González (11) ante los checos Vit Kopriva (168) y Zdenek Kolar (141).

A continuación del dobles se jugarán dos últimos singles, en el que la Argentina confirmó al "Peque" Schwartzman ante Lehecka y luego Báez frente a Machac, aunque estos nombres podrán ser cambiados hasta una hora antes del partido, algo que es usual cuando la serie está definida.

Argentina tiene la mesa servida para lograr una victoria que le permita volver a codearse con los países de elite, ya que no juega las Finales de la Davis desde 2019.

La palabra del capitán

Guillermo Coria, quien debutará como capitán del equipo de Copa Davis de la Argentina en la serie ante la República Checa, confesó "sentirse ansioso" como en la época en que jugaba.

"Estoy ansioso como en la época en que jugaba, seguramente sentiré ese cosquilleo previo antes del primer partido. Son momentos especiales porque uno recuerda todo lo que vivía como tenista, aunque claro está que la función de capitán es distinta", aceptó el "Mago" en la conferencia de prensa que ofreció el equipo argentino.

Coria, nacido hace 40 años en Rufino y criado en Venado Tuerto, Santa Fe, fue uno de los principales exponentes de "La Legión" argentina con 9 títulos, una final de Roland Garros (perdió ante Gastón Gaudio, en 2004), y su acceso al tercer puesto del ranking mundial de la ATP en mayo de 2004.

El Mago asumió como capitán argentino a fines del año pasado en reemplazo del Gato Gaudio con la misión de llevar al equipo de nuevo a las Finales de la Davis después de tres años, algo que logrará si supera a la República Checa.