Regionales | silla | joven | Pami

La lucha de Facundo para conseguir una silla de ruedas y lograr su autonomía

El joven, que vive en el barrio Universidad de Las Higueras, sufrió un accidente en motocicleta y por la lesión no puede caminar. Tras 2 años de espera, decidió hacer público su caso y ahora el Pami prometió otorgársela.

Facundo Plenasio tiene 21 años y en 2018 un accidente en moto le dejó serias secuelas en su columna y la imposibilidad de caminar. El joven, que vive en el barrio Universidad de Las Higueras, necesita una silla de ruedas adaptada que le otorgue la autonomía para movilizarse. Esta es hoy su prioridad, pero además precisa acceder a una pensión por discapacidad y tener recursos para afrontar algunos gastos y continuar con su rehabilitación.

Luego de exponer su situación públicamente, recibió una comunicación del director del Pami Río Cuarto, quien le prometió en breve conseguirle la silla de ruedas. Mientras tanto, siguen las gestiones para obtener el beneficio económico.

En diálogo con Puntal, Facundo comentó: “Yo tuve un accidente hace ya 2 años, se cumplió el 3 de julio. Tuve un traumatismo muy grande que me dejó muchas secuelas, lesiones muy fuertes. Y estoy tratando de salir adelante”.

Al momento del hecho Facundo iba al mando de una motocicleta e impactó contra una camioneta en barrio Las Delicias, bajando el puente Alberdi.

Como consecuencia del choque, el joven sufrió quebradura de dos vértebras y también se vio afectada su médula, por ello es que hoy no puede caminar. “Recién había terminado el secundario y estaba trabajando en un lavadero. Me dedicaba a eso nomás”, señaló.

Durante varios meses estuvo hospitalizado y permaneció un largo período en terapia intensiva. Pero sus ganas de vivir pudieron más. “Tuve 20 días en coma aproximadamente y de ahí pasé a todas las escalas del Hospital. Yo agradezco a todo el personal porque me salvaron la vida”, agregó el joven.

Quiere lograr independencia

Hoy su meta es lograr independencia para poder movilizarse y realizar alguna tarea que permita aportar a su familia -vive con su mamá y su hermano-, que se sostiene con escasos recursos. Para ello requiere una silla adaptada a sus necesidades. Aunque en la actualidad posee una, la tiene en calidad de préstamo por parte de la fundación NeuroCet.

Facundo necesita una permanente rehabilitación para evitar el deterioro de su cuerpo. Sueña que el día de mañana aparezca una alternativa y pueda operarse para volver a caminar. “Por ahora no hay nada por hacer”, apuntó.

Respecto de la silla que requiere, es de un elevado costo pero, tras exponer su situación ante el medio de comunicación “Contactos Las Higueras”, el director del Pami, Fernando Bossio, se comunicó con la familia para interiorizarse sobre la necesidad. “El Pami me lo va a tramitar. Estamos esperando esto”, manifestó y destacó la buena predisposición del funcionario, que ya puso manos a la obra para proveerle la silla. La posibilidad se logra porque el joven está a cargo de su padre jubilado y cuenta con la cobertura.

Pensión por discapacidad

No obstante, Facundo desde 2018 viene gestionando una pensión por discapacidad que aún no llega.

“Inicié los trámites para obtener la pensión cuando estaba internado en el Hospital. Pero hoy día todavía no salió esa pensión. No sé si está frenada, encajonada. archivada, y quiero acelerar el trámite ese porque me ayudaría muchísimo”, explicó.

“Yo necesito muchas cosas para cubrir cada día”, resaltó Facundo.

Durante este tiempo recibió ayuda de familias de la localidad, como Gaumet y Espina: “Desde el día uno que pasé este infierno pudieron colaborar para que yo pueda asistir a rehabilitación. Les agradezco de todo corazón y a todos que pusieron su granito de arena, municipios y empresas locales de Las Higueras”, subrayó.

Por último, Facundo reiteró que fue esta movida en los medios de comunicación lo que hizo posible conseguir las cosas que necesita y espera desde hace ya 2 años.