Regionales |

Trabajadores de los hoteles de Embalse protestan por sus fuentes laborales

Desde las 9 se concentraron frente a la sede de la administración. De 300 puestos que se generaban en temporada alta, este año sólo se ocupó a unas 30 personas. Asimismo, exponen sobre el abandono de las instalaciones

Trabajadores de los hoteles de Embalse realizan hoy una jornada de protesta para reclamar por puestos laborales y exponer la situación que atraviesa este complejo turístico estatal que durante la temporada recibió escasísimos visitantes.

Walter Ramírez, secretario del gremio de gastronómicos, sostuvo que la situación que atraviesan los trabajadores del sector es “gravísima”. A su vez, indicó que, pese a  las promesas de reactivación, nada ocurrió y hoy, en plena temporada, no hay más de 30 personas trabajando en el lugar.



La protesta inició a las 9 de la mañana de hoy frente a la sede de la administración de la UTE. 

El intendente municipal, Federico Alessandri, acompañó a los obreros.

El reclamo central fue por las puestos de trabajo, pero también por la puesta en valor del complejo y la participación política en turismo social.

“En cualquier época del año hay gente trabajando y en temporada se generaban más de 300 puestos sólo del sector gastronómico. Hoy apenas alcanzan a unos 30. Además no hay gente hospedada”, dijo a Puntal.

La Unidad Turística tiene como principal objetivo albergar al turismo social, esto es estudiantes, jubilados, entre otros, pero según Ramírez la Nación carece de una política sobre ello. “No sabemos hacia dónde fue el presupuesto que para turismo social se debe destinar cada año”.

“Nunca se supo cuál fue el destino de los 500 millones otorgados para turismo social en 2016. Tampoco en el 2017 se supo cuánto se destinó a esto. Lo mismo en 2018 y ahora. La verdad, es muy triste”, resaltó el referente de los gastronómicos.



Deterioro de las instalaciones



De los 7 hoteles que conforman este histórico complejo, uno de ellos está totalmente abandonado desde hace décadas. Otros se encuentran cerrados y sólo tres quedaban habilitados: el número 4 en la última semana tenía sólo 23 plazas ocupadas, otras 60 personas estaban el hotel 7, mientras que el 2 permanecía cerrado. En cuanto al número 1, que a partir de un convenio firmado con la Provincia de Córdoba iba a ser recuperado, en nada se avanzó. “Este acuerdo planteaba que se iban a invertir unos $40 millones en esta obra, pero no prosperó. Hoy en el estado en que se encuentra es imposible que se refuncionalice, aun si hubiera toda la voluntad política para hacerlo”, agregó Ramírez.

Un informe de julio del año pasado realizado por Puntal evidenciaba el deterioro de estas históricas construcciones: ventanas que se caen a pedazos, techos  dañados e interiores ganados por el abandono. Lo mismo ocurre en el caso de la pileta y de otros espacios para la práctica de distintos deportes.

A pesar de los pedidos elevados a quienes hoy están a cargo de la administración del complejo, las respuestas no llegan. “Queremos que mañana (por hoy) alguien nos dé una respuesta. Nos manifestaremos pacíficamente. Esperamos que venga algún funcionario de la Nación para que nos dé soluciones”, insistió Ramírez.

Además, destacó que desde hace tres años a la fecha la situación de la UTE de Embalse va de “mal en peor”. Para finalizar, sostuvo: “Si hasta ahora esto no se evidenció fue porque con el trabajo en la refuncionalización de la Central Nuclear había gente en el pueblo que tapó el problema de los hoteles, que son la principal fuente laboral de la localidad”.



Patricia Rossia.  Redacción Puntal