Villa María | trabajar | danza | hoteles

Cómo afecta la inactividad en hoteles, escuelas de danzas y gimnasios

Referentes de la actividad física realizarán hoy una rutina de entrenamiento frente al COE Regional en señal de protesta. Los profesionales del baile y la danza -en cambio- aguardan por el aval que los habilite a volver. Los hoteleros, a diferencia de los rubros antes citados, cuentan con la habilitación para trabajar pero escasean los clientes

El aislamiento social, preventivo y obligatorio ‘sacudió’ todas las estanterías de la economía. Algunas empresas pudieron resistir gracias a las bondades de la virtualidad, pero otras no tuvieron escapatoria alguna y debieron cerrar o achicar el personal.

A poco tiempo de que se cumplan tres meses de aquel primer día de cuarentena, en Villa María hay rubros que todavía no vieron la luz al final del túnel: son los casos de los gimnasios, las escuelas y academias de danza y baile y hasta el de los mismos hoteles.

En referencia a la primera de las actividades, este medio pudo conocer que hoy a las 10.30, referentes locales realizarán rutinas de entrenamiento frente al COE regional (situado en el Centro Cultural Leonardo Favio) en señal de protesta. Quieren volver a trabajar.

El panorama para los profesionales de la danza en la ciudad es similar: desde hace tres meses no pueden abrir, e incluso, una escuela se vio obligada a cerrar definitivamente.

Los hoteles y alojamientos villamarienses, por su parte, fueron habilitados para funcionar alojando exclusivamente a quienes llegan a la ciudad por cuestiones laborales. Según señalan desde el sector, el problema ahora radica en el mercado. “A futuro va a ser un año muy complicado porque el mercado que vamos a manejar va a ser más acotado de lo que venía siendo”, apuntaron.

Gimnasios

En las últimas horas, la Cámara de Comercio de la Provincia solicitó -a través de un comunicado- que las autoridades competentes revean la situación que atraviesan los gimnasios.

Según la entidad que nuclea a estos establecimientos en la provincia, el 8% de los 175 asociados a la Cámara, ha tenido que cerrar sus puertas ya que no lograron sustentar los costos fijos. Sin embargo, ese porcentaje puede ser mayor si se tiene en cuenta el total de establecimientos (asociados o no) que llega en la provincia a 1.800 aproximadamente.

A nivel nacional (sobre 8 mil asociados, 80 mil puestos de trabajo directos a nivel nacional), estiman que un 25% del total estará en la misma situación si se extiende la cuarentena.

Hasta tanto se autorice la apertura, la cámara de gimnasios apuesta a solicitar: la eximición del pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos (IIBB); el acceso a créditos y reducciones en los costos de alquiler; la eliminación de los cargos fijos de las facturas de Epec y Ecogas correspondientes a los periodos de duración de la pandemia y la eliminación de intereses en las facturas de servicios por retraso o mora de pago.

A nivel local, y como se mencionó en párrafos anteriores, los referentes de gimnasios de Villa María llevarán a cabo hoy una rutina frente al COE Regional para pedir por la apertura inmediata de los espacios.

Escuelas de danza

La gravedad de la situación en el ámbito del baile llegó al punto tal de tener que restar una escuela en la ciudad. “Hubo un espacio de danza en Villa María que tuvo que cerrar en esta cuarentena, mientras que otro colega tuvo que vender un auto”, manifestó ante PUNTAL VILLA MARÍA la referente del espacio de arte y danza ‘Sur’, Virginia González.

Y agregó: “Muchos somos trabajadores independientes que no contamos con subsidios, es más, tampoco aplicamos a los créditos ofrecidos por el Gobierno”.

En referencia a las clases bajo la modalidad virtual, la profesional señaló que el alumnado que participa de las clases online “no llega ni al 50 por ciento de los que participan en una presencial”.

“A la gente no les apetece sumarse, no es igual el incentivo y la motivación. Con lo virtual, es muy difícil llevar el control, corregirlos y acompañarlos en el proceso, es una modalidad muy complicada”, sostuvo.

Estamos todos muy ansiosos, no solo desde lo económico, sino desde el lugar psicoemocional. Esto nos afecta tanto a nosotros profesores como a los alumnos

Durante la cuarentena, los propietarios de las escuelas de danza mantuvieron dos reuniones con el intendente de esta ciudad. “En la primera reunión, planteamos todas nuestras realidades y presentamos un protocolo. Pasaron cuatro semanas y volvimos a tener otra reunión, volvimos a presentar un protocolo y esta vez nos escucharon de otra manera”, remarcó González.

La referente del sector recordó que la segunda audiencia tuvo lugar un día después de que se habilitaran las actividades artísticas sociales y deportivas en espacios cerrados para no más de 10 personas (Decreto Nacional N° 520).

González contó que el próximo paso es el envío del decreto -junto con los protocolos- al Concejo Deliberante, para que este último organismo los apruebe. “Estamos todos muy ansiosos, no solo desde lo económico, sino desde el lugar psicoemocional. Esto nos afecta tanto a nosotros profesores como a los alumnos”, reflejó.

En cuanto a las medidas de higiene y seguridad sanitaria a considerar una vez que retornen a la actividad, la profesional enumeró que se tendrá en cuenta: el uso de barbijo obligatorio, la utilización de alcohol en gel, la limpieza y la desinfección del espacio y de los elementos y el distanciamiento de 2,25 metros.

“La cantidad de personas que ingresen en cada espacio dependerá de las medidas que tenga el mismo. Nos adaptamos a lo que nos propongan, el objetivo nuestro es abrir y empezar a trabajar”, cerró.

Hotelería

Matías Urbani, gerente de un prestigioso hotel céntrico de Villa María, ubicado sobre Avenida Hipólito Yrigoyen al 300, señaló ante este matutino que la actividad lleva estancada tres meses.

“Cerramos nuestras puertas el 16 de marzo por una medida de seguridad para nuestro personal y los pasajeros que podrían llegar a hospedarse. Desde ese entonces, existió una merma absoluta en el mercado hotelero de la ciudad”, sostuvo.

Urbani mencionó que la situación a nivel económico-financiero “está muy difícil al igual que el resto de las empresas” y añadió que “retomar las actividades no es tan sencillo como abrir la puerta y salir a operar”. Para que eso ocurra señaló que “habría que realizar distintos mantenimientos que conllevan tiempo e inversión”.

Nos encontramos autorizados a abrir las puertas pero por el momento no lo estamos haciendo ya que estamos analizando otras cuestiones que tienen que ver con la organización interna

El representante hotelero indicó ante este diario que ya se encuentran “en condiciones de comenzar a operar, siempre y cuando cumplamos con los protocolos que presentamos ante el COE Regional”.

“Nos encontramos autorizados a abrir las puertas pero por el momento no lo estamos haciendo ya que estamos analizando otras cuestiones que tienen que ver con la organización interna”, evidenció.

El futuro cercano de la hotelería en la ciudad -según Urbani- será “muy complicado” porque “el mercado de clientes va a ser más acotado de lo que venía siendo”.

“Esperamos un año muy difícil, aunque no perdemos la fe y las ganas de progresar. Vamos a poner a trabajar el ingenio para subsanar la falta de ventas que vamos a sufrir”, concluyó.