Río Cuarto | transporte | Presupuesto | Gobierno

"Con los subsidios que se aprobaron, habrá conflictos en el transporte"

El diputado Cassinerio, integrante del schiarettismo, reclamó más fondos para el sistema del interior pero el oficialismo dejó la cifra en 20.000 millones, apenas el 20 por ciento del monto total. El 80% va a Buenos Aires.

Córdoba planteó en la discusión por el presupuesto que los subsidios al transporte llegaran al menos a 30.000 millones de pesos durante el año próximo. Sin embargo, el oficialismo, que ya había subido la cifra de 13.500 a 20.500 millones, se negó a incorporar más partidas. Ahora, con esos 10.000 millones de pesos menos, el peronismo cordobés sostiene que se avecina un año complicado para el transporte del interior, con crisis y conflictos.

Paulo Cassinerio, diputado de Córdoba Federal y miembro de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, dialogó con el programa Mensaje Directo y cuestionó no sólo el monto de los subsidios, sino lo inequitativo del reparto, que concentra el 80 por ciento de los subsidios nacionales en el AMBA y la ciudad de Buenos Aires.

- Finalmente, el proyecto de presupuesto del gobierno nacional obtuvo media sanción después de un largo debate en la Cámara. ¿Qué conclusiones pueden sacarse del texto que se aprobó?

- Se trabajó muchísimo en comisión. Hubo seis sesiones muy extensas de comisión, donde cada diputado pudo tratar los puntos de interés de cada uno y solicitar modificaciones al presupuesto de acuerdo a las necesidades que se planteaban. Muchas de ellas fueron resueltas y otras han quedado sin resolver y se mantiene la posición del Ejecutivo nacional. Posteriormente, tuvimos la sesión de Diputados, que arrancó el miércoles a las 12 del mediodía y terminó el jueves a las 8 y media de la mañana. Fue muy extensa, con muchos oradores y se terminó votando el presupuesto.

- ¿El interbloque federal, que Córdoba integra junto con el lavagnismo por ejemplo, votó a favor?

- Nosotros votamos a favor, aunque nos abstuvimos en el artículo 72, que tiene que ver con los subsidios al transporte, que era uno de los reclamos que veníamos haciendo en la comisión de presupuesto. Entendemos que es insuficiente el monto dispuesto por el gobierno nacional para subsidiar el transporte del interior del país y también no sólo es insuficiente, sino además inequitativo. Solamente se prevé una suba del 15 por ciento con relación al presupuesto 2020, cuando además el gobierno nacional prevé en el Presupuesto 2021 una proyección de inflación de 29 puntos. Son 14 puntos por debajo de la inflación. También decimos que es inequitativo porque esos 20.000 millones de pesos representan solamente el 20 por ciento del monto total que destina la Nación en términos de subsidios al transporte para todo el país. El 80 por ciento se destina al AMBA y a CABA. Esto es algo que veníamos marcando, diciendo que los montos no sólo eran insuficientes, sino también inequitativos. En ese artículo nos hemos abstenido de votar, pero los demás artículos y el proyecto en general los hemos acompañado porque entendemos que, si bien no es el presupuesto ideal, es el presupuesto posible en un marco económico terrible que nos toca como país. No estamos ajenos a lo que pasa en el mundo producto no sólo de la pandemia, sino también de un proceso económico que venía en caída libre, con una inflación que no se ha podido frenar, con un endeudamiento muy importante producto del gobierno anterior y una serie de indicadores económicos que nos marcan que estamos en emergencia. Argentina no es ajena a lo que está sucediendo a nivel mundial en términos económicos; es una situación extraordinaria y se necesita tener un presupuesto para poder ejecutar todos los gastos, las políticas públicas y las recaudaciones necesarias acordes a esta situación extraordinaria que nos toca vivir.

-¿Qué va a pasar con el transporte del interior si no hay refuerzos a estos 20 mil millones de pesos en subsidios? ¿Puede generarse una crisis en el transporte, específicamente en el cordobés?

- Sí, sí. Es lo que nosotros planteamos en la sesión. Entendíamos que, si no se otorgaban los recursos que mínimamente garantizaran poder cubrir los principales puntos del déficit del transporte en el interior, evidentemente va a haber conflictos en el transporte y muchos problemas que van a derivar en lo que sabemos: que el laburante, quien usa los medios públicos de transporte, se quede sin el servicio y deje a miles de personas a pie y a miles de trabajadores con la dificultad de poder cobrar los sueldos. El 15 por ciento de aumento que se destina a cubrir ese déficit con relación al 29 por ciento de inflación que se prevé va a ser insuficiente no sólo para los costos de mantenimiento, sino para los pagos de los salarios de los choferes. Creo que, sin lugar a dudas, con estos números actuales va a ser un año muy complicado el 2021 pero confío en que se puedan seguir dando las negociaciones necesarias con el Ejecutivo para poder obtener un refuerzo presupuestario que pueda cubrir el déficit. El reclamo también era que históricamente al interior le tocaba el 30 por ciento de la totalidad de los subsdios y ahora es el 20 por ciento. Que haya una relación 70 a 30 ya es de una inequidad muy importante, pero esos 10 puntos que nos faltan hacen a la diferencia entre garantizar el sistema de transporte o que existan estos conflictos que creo que inevitablemente van a suceder. Pero confío en que vamos a poder seguir trabajando en la Cámara de Diputados, los ejecutivos y las demás provincias para tratar de resolver este tema.

- Otro tema muy importante y también motivo de desacuerdo es el déficit previsional. ¿Qué va a pasar con el rojo de la Caja de Jubilaciones de Córdoba?

- En el artículo 56 se habla sobre la transferencia de los fondos para las 13 cajas previsionales que no fueron transferidas a la Nación. El déficit que se produce debe ser cubierto por ley por el gobierno nacional. Nosotros planteábamos lo siguiente: hay una deuda que, si bien el gobierno nacional le viene cumpliendo a Córdoba en tiempo y forma, es una deuda que queda desactualizada porque no hay ningún índice de actualización. El gobierno nacional paga esa deuda con 12, 18 o 24 meses de retraso. Ocurre que hay una desactualización del monto producto del proceso inflacionario, la suba de haberes, de la devaluación del peso. Entonces, cuando cobrás la deuda en pesos a niveles históricios, ese mismo dinero, que es para pagar jubilaciones actuales, queda desfasado y resulta insuficiente. Habíamos solicitado la posibilidad de que ese monto se pudiera actualizar para que ese dinero tenga el mismo valor que tenía en el momento histórico en que la Nación adquirió la deuda. No hemos tenido respuesta tampoco en ese aspecto pero sé que se va a tratar durante el 2021 -al menos esa es la respuesta política que nos dieron- algún mecanismo de actualización de deuda.