Detuvieron a un hombre de 62 años, en el marco de aplicación del protocolo de la Ley 9.283, Violencia Familiar, y con el fin de proteger la integridad y los derechos de la víctima, procurando hacer cesar la situación y la repetición de los hechos.

El operativo ocurrió en calle San Luis al 200, cuando personal policial procedió a la aprehensión del hombre que fue trasladado hasta sede policial, a disposición del Ministerio Público Fiscal por desobediencia a la autoridad.