· · Crédito: Puntal.com.ar
A las 40 iniciales sumarán 15 más que se colocarán en las rotondas y retornos. Detectarán anomalías. El sistema cuesta $ 15 millones y estará listo en noviembre. Hoy transita un 20% más de vehículos.
En total, serán 55 las cámaras que se colocarán a lo largo de la autovía Río Cuarto-Córdoba para monitorear toda clase de eventualidades que pongan en riesgo la seguridad vial.

Lo dijo el presidente de Caminos de las Sierras, Jorge Alves, quien dio detalles de cómo funcionará la autovía inteligente en la ruta 36.

Como se informó, a lo largo de los 220 kilómetros de la traza se instalarán en principio 40 cámaras preprogramadas para detectar eventuales anomalías.

Posteriormente, se incorporarán al sistema 15 más.

Dichas cámaras reaccionarán automáticamente ante cada ocurrencia sin que sea necesaria la intervención de los operadores.

Esto posibilitará efectuar, en tiempo real, un monitoreo inteligente durante las 24 horas del día, desde la Base de Operaciones de Seguridad Vial de Caminos de las Sierras.

De esta manera, se reportarán eventos con el fin de notificar y brindar asistencia a los automovilistas que circulen por la autovía.

La inversión será de $ 15 millones y se espera que los trabajos estén terminados en noviembre de este año.

“Gracias a que las ciudades de Córdoba y Río Cuarto están unidas a través de fibra óptica podemos hacer esto”, señaló.

Y añadió: “Nosotros tenemos el mismo proyecto para la autopista Córdoba-Carlos Paz  pero todavía hay que hacerle el tendido de fibra óptica. Por eso se va a demorar un poco más”.

“Pero en esta autovía que ya tiene el tendido vamos a ir muy rápido. Nosotros calculamos que en noviembre va a estar inaugurado dicho sistema”, indicó.

A renglón seguido, Alves detalló: “Son cámaras que vamos a poner en las rotondas, en los retornos y en los accesos a los pueblos para que identifiquen determinados eventos que suceden en la ruta”.

Y ejemplificó: “Humo, polvo en suspensión, agua sobre la carpeta asfáltica, vehículos que se detienen y animales que cruzan la calzada”.

“Y el sistema da respuestas automáticamente porque identifica esos eventos sin necesidad de que actúe el operador”, afirmó.

“De todos modos, si hay un auto parado en la banquina se puede hacer un zoom sobre la patente e identificarlo. Si es cliente nuestro, lo podemos llamar por teléfono y preguntarle lo que le está pasando y, en virtud de lo que responda, mandarle un servicio mecánico o la ambulancia. Va a haber una atención muy instantánea”, manifestó.

-¿Son 40 cámaras en total?-, preguntó PUNTAL.

-En principio, empezamos con 40 por un problema de energía. No en todos los retornos tenemos energía. Así que a medida que vayamos teniendo más líneas de media tensión vamos a ir completando el resto.

“En realidad, nos van a faltar 15 cámaras más”, sostuvo.

Y acotó: “A las cámaras las estamos importando de China y el software está incorporado en el presupuesto de la autopista a Carlos Paz y lo utilizamos para todas las rutas que hay en la provincia”.

Consultado sobre los accidentes en la autovía, Alves admitió que el tramo entre Baigorria y Berrotarán es el más conflictivo: “El crecimiento del tránsito que ha habido sobre esta ruta, que ha sido del 20 por ciento, ha sido parejo con el crecimiento de la accidentología. Es decir que los accidentes han aumentado en la misma medida en que aumentó el tránsito”.

“Pero en definitiva en esa zona el 90 y pico por ciento de los accidentes tiene como causa la imprudencia en cuanto a la velocidad. De 110 kilómetros por hora es la velocidad máxima. No queramos llegar en una hora y diez minutos a Córdoba. Hay que llegar en dos horas. Lo que pasa es que se entusiasman. El exceso de velocidad y el uso de celular son las causales más grandes de los accidentes”, puntualizó.



Desmentida



-¿Estos cambios significan un mayor peaje para los conductores?

-No, para nada-, respondió el titular de Caminos de las Sierras.

TEMAS: autovia
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas