Policiales | accidente | planta | Epec

Mueren cuatro jóvenes riocuartenses en un violento accidente en el oeste

Fue en la madrugada de ayer en ruta 30, cerca de la planta de Epec. El auto despistó y entró a los tumbos al predio. Agustín Mantaras (32), Julieta Casella (29), Norberto Giordano (34) y Amparo Villegas (24) fallecieron en el acto

Cuatro jóvenes riocuartenses fallecieron en un violento accidente ocurrido apenas pasada la una de la mañana de ayer en la ruta 30, cerca de la planta transformadora de Epec. Por causas que se investigan, el automóvil Mercedes Benz en el que circulaban despistó y dio múltiples tumbos para terminar a más de 40 metros de la vía de comunicación, dentro del predio de la empresa provincial de energía. Todos habrían perdido la vida en el acto.

Las víctimas fueron identificadas como Agustín Pablo Mantaras (32), Julieta Casella (29), Norberto Giordano (34) y Amparo Villegas (24).

Según indicaron fuentes judiciales, todavía no fueron establecidas las causas por las cuales el Mercedes Benz en el que circualaban despistó frente a la planta transformadora de Epec, a la altura de barrio Villa Golf.

Intentan determinar si en ese sector de la ruta, donde existe una curva, podría haber además algún elemento circunstancial que haya contribuido al siniestro fatal.

El auto salió despedido a los tumbos que de la carpeta asfáltica e ingresó a toda velocidad a la planta transformadora de la empresa de energía, rompiendo el alambrado perimetral.

Si bien no impactó con ninguna de las construcciones que están ubicadas en el interior del predio, el vehículo sufrió daños prácticamente totales, luego de girar en tirabuzón por casi 50 metros.

Tal fue la violencia del impacto que perdió el techo, el motor y quedó reducido prácticamente a la mitad de su tamaño antes de detenerse.

Los dos ocupantes del asiento trasero del vehículo salieron despedidos con una fuerza brutal, mientras el coche avanzaba a toda velocidad al predio de la empresa provincial de energía.

Daños severos

Cuando intervinieron los bomberos, lograron constatar que el conductor del automóvil estaba sujetado al asiento con el cinturón de seguridad. Para el resto, no pudieron determinarlo fehacientemente, según se informó.

"La parte que quedó más entera del vehículo es la del sector del conductor. El resto estaba muy destruido y era muy difícil determinar cómo venía el resto. Hay que tener en cuenta que no estaban ni siquiera los asientos dentro del habitáculo, porque el coche se abrió casi completamente. Todo quedó destrozado. Incluso, el techo quedó a unos diez metros del resto", indicó el jefe de Bomberos, Guillermo Rafti.

Desde la ruta hasta el lugar donde finalmente quedó estacionado el vehículo hay entre 40 y 50 metros, un trayecto que fue recorrido a los tumbos y -aparentemente- a gran velocidad.

Dos fueron despedidos

Una vez que el servicio de emergencias verificó que los cuatro ocupantes estaban sin vida, se realizaron los peritajes correspondientes y finalmente los bomberos se encargaron de quitar los dos cuerpos que estaban aprisionados dentro del rodado.

Los otros dos pasajeros, que viajaban en el asiento trasero del automóvil, salieron despedidos. Sus cuerpos fueron encontrados dentro del predio de la planta de Epec; uno de ellos, cerca del vehículo y el otro, a unos quince metros de distancia.

las más leídas