Río Cuarto | Agustín Camargo | Julio Rivero | abuso sexual

El fiscal Rivero pidió ocho años de prisión para Agustín Camargo

Rosa Sabena, abogada querellante, también solicitó la misma pena. La defensa del joven planteó la absolución

El fiscal Julio Rivero solicitó ayer ocho años de prisión para Agustín Camargo acusado de abusar de Lucía Mañez a la salida de un boliche en marzo de 2019, en el marco del juicio que se lleva adelante en la Cámara Primera del Crimen de nuestra ciudad.

En su alegato, el fiscal consideró que Camargo debe ser condenado por el delito de abuso sexual con acceso carnal cometido mediante el aprovechamiento de que la víctima no tuvo la posibilidad de consentir libremente la acción.

Rivero dijo que durante el proceso quedó corroborado que la joven fue violada.

La querellante Rosa Sabena coincidió con el pedido de Rivero, mientras que la defensa del joven solicitó su absolución. El juicio oral y público se inició el 12 de agosto.

“No grito triunfo porque esto todavía no terminó, pero que el fiscal haya hablado de esa forma y que se haya puesto en mi lugar y de las mujeres; siento que en parte triunfé”, señaló la joven.

No grito triunfo porque esto todavía no terminó, pero que el fiscal haya hablado de esa forma y que se haya puesto en mi lugar y de las mujeres; siento que en parte triunfé No grito triunfo porque esto todavía no terminó, pero que el fiscal haya hablado de esa forma y que se haya puesto en mi lugar y de las mujeres; siento que en parte triunfé

Tras conocerse el alegato del fiscal Rivero, Mañez instó a las mujeres a que “se animen a denunciar y seguir este camino que es super largo, pesado y doloroso”.

“Cueste lo que le cueste tienen que gritar y decir lo que pasó. Nosotros no mentimos y por eso no tenemos que quedar callados”, afirmó la víctima.

Remarcó que durante estos tres años sufrió mucho y se tuvo que alejar de los lugares donde frecuentaba para no tener que encontrarse con Camargo, hijo del recordado titular de la UOCRA.

“Al daño que me hicieron, no lo van a poder reparar con nada. Ni siquiera si le dan perpetua. Pero sí va a hacer que me pueda quedar tranquila de que él no le va a poder hacer a otra persona lo que me hizo a mí”, expresó.

Al daño que me hicieron, no lo van a poder reparar con nada. Ni siquiera si le dan perpetua. Pero sí va a hacer que me pueda quedar tranquila de que él no le va a poder hacer a otra persona lo que me hizo a mí Al daño que me hicieron, no lo van a poder reparar con nada. Ni siquiera si le dan perpetua. Pero sí va a hacer que me pueda quedar tranquila de que él no le va a poder hacer a otra persona lo que me hizo a mí

Lucía Mañez fue abusada sexualmente el 15 de marzo de 2019, a la salida del boliche Factory. Promediando esa madrugada, recibió un trago de regalo y después de tomarlo perdió el conocimiento.

Dos horas después, Lucía estaba tirada y sin saber qué le pasaba, con una mancha de sangre en el piso y tenía la ropa interior rota.

La gente con la que estaba esa noche le contó que uno de los chicos que estaban con ellas la había llevado a la vuelta del boliche, que habían tenido sexo y le dieron la identidad de esa persona.

Luego, comenzó el peregrinar de la familia para que alguien le tome la denuncia.