aislamiento | Alberto Fernández | Coronavirus

Prolongan la cuarentena hasta que termine Semana Santa

El presidente recibió el apoyo de los gobernadores por videoconferencia en su decisión de extender la cuarentena

El presidente Alberto Fernández anunció ayer la extensión de la cuarentena obligatoria por el coronavirus "hasta que termine Semana Santa", es decir, hasta el 13 de abril a la 0 hora, tras una larga reunión virtual con los gobernadores, que le dieron su apoyo para profundizar la medida de aislamiento.

"Todos los datos dicen que el virus completa su ciclo en el organismo humano entre el día 10 y el día 14. Prolongando la cuarentena vamos a haber logrado que el ciclo de desarrollo del virus en el cuerpo humano se cumpla hasta dos veces", afirmó el jefe de Estado, y detalló que los resultados preliminares "animan a seguir" el camino de la cuarentena.

Fernández hizo el anuncio pasadas las 22, luego de dialogar por 4 horas con los mandatarios de todas las provincias sobre la prolongación del aislamiento y las nuevas acciones que se adoptarán a partir de los próximos días a nivel económico y social, para contener la crisis.

El Presidente afirmó que su decisión tiene que ver con privilegiar la "vida" por sobre todo, pero aclaró que eso no quiere decir que el Gobierno esté "descuidando la economía".

"Es un camino que está empezando, queda mucho por delante y no tenemos garantizado ningún resultado", advirtió el mandatario nacional, al tiempo que precisó que cuando se cumpla la segunda fase de la cuarentena se tendrán "datos más claros de cómo se incuba la enfermedad".

Fernández brindó un discurso en la Quinta de Olivos, acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, quienes estuvieron durante toda la jornada en la residencia, también con el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.

En cuanto a la preocupación que existe por estas horas en torno a los barrios más vulnerables, el jefe de Estado aseguró que "el Estado va a estar más presente que nunca".

"Tenemos que atender la situación de los barrios más pobres. Para eso, hemos destinado recursos económicos, también para garantizar la llegada de alimentos. Les pido dos cosas, a los compañeros y hermanos que viven en barrios humildes, que respeten la cuarentena y que cuiden mucho a sus mayores", expresó.

Además, les dedicó un párrafo a los empresarios y advirtió que será "duro con los que despiden gente", al igual que con los "especuladores" con los precios, en momentos en que el Gobierno tiene dificultades para controlar las subas.

"Voy a ser duro con los que despiden gente. Si algo tiene que enseñarnos la pandemia es la regla de la solidaridad. Acá nadie se salva solo", enfatizó.

De esta forma, la cuarentena que en principio estaba prevista hasta el martes 31 de marzo, será hasta el lunes 13 de abril.