Río Cuarto | ajuste | Asistencia | Alimentos

Impacto del ajuste: 3 de cada 10 hogares son pobres; $ 3 mil millones en asistencia

Con un 3,5 por ciento más de pobreza en la ciudad, las familias vulnerables ya suman 22 mil. La Municipalidad reforzó la ayuda social con una suba de las partidas del 200%. Por su parte, Cáritas da de comer a 1.500 familias

El aumento de la pobreza en Río Cuarto ha encendido luces de alerta en los estamentos gubernamentales y sociales de la ciudad.

Las medidas de ajuste impactan fuerte en el Imperio, donde 3 de cada 10 hogares riocuartenses son pobres.

Por ese motivo, la Municipalidad decidió reforzar las ayudas sociales, al igual que Cáritas y distintas ONG que trabajan en lo social.

Según el Indec, la pobreza subió el 41 por ciento en la ciudad, lo que significa un incremento del 3,5 por ciento interanual, dado que hace un año el índice era del 37,5 por ciento.

En Río Cuarto, hay 71.189 hogares, de los cuales 21.748 son pobres, de acuerdo con los registros estadísticos.

En el Palacio Municipal, fuentes consultadas por Puntal admitieron “un incremento en la demanda social, lo que hace necesario redoblar los esfuerzos para brindar respuestas efectivas a los vecinos”.

Yañadieron:“La crisis y el ajuste están golpeando fuerte en los hogares riocuartenses pero estamos trabajando para cubrir las necesidades de las familias”.

Por este motivo, el Municipio decidió subir las partidas sociales en más del 200 por ciento, lo que significa más de $ 3 mil millones.

Para el Ejecutivo, se están viviendo “meses muy complicados y el Estado tiene que estar cerca de la gente, asistiendo con recursos que no son ilimitados”.

“Estamos atentos a los vaivenes de la crisis y reconduciendo partidas para no dejar a ninguna familia sin asistir”, indicaron las fuentes consultadas.

“Durante el fin de semana esos mismos chicos ansían que llegue el lunes para poder comer”.

En Cáritas Río Cuarto, el brazo social de la Iglesia Católica, informaron a Puntal que, por la crisis económica, la demanda social aumentó el 50 por ciento.

Según dicha organización, ya suman 1.500 las familias que son asistidas alimentariamente.

A los merenderos de Cáritas no sólo llegan grupos familiares que no tienen qué comer sino también que ahora concurren personas que tienen trabajo pero que no llegan a fin de mes.

En cada centro alimentario, asisten alrededor de 80 niños que reciben desayuno y merienda.

“Muchos chicos que vienen a nuestros merenderos no faltan nunca a la merienda porque para ellos es su cena”, afirmaron a Puntal desde Cáritas.

En Cáritas, informaron a Puntal que, por la crisis económica, la demanda social aumentó el 50 por ciento.

Yagregaron: “Ydurante el fin de semana esos mismos chicos ansían que llegue el lunes para poder desayunar y merendar porque en sus casas pasan hambre”.

Se suman adultos que no tienen para alimentarse

En los comedores barriales y hogares que ayudan a las familias vulnerables, se han sumado ahora, como consecuencia de la crisis económica, adultos que van a comer.

“Tienen ingresos por jubilaciones o pensiones, pero no les alcanza para comer y, por eso, vienen a pedir alimentos”, señalaron a Puntal los coordinadores.

En esos lugares, los alimentos se entregan de lunes a viernes. Pero también pañales para niños y además para adultos.

También se reciben donaciones de remedios, que van a parar a las farmacias barriales, para asistir a las personas que no pueden hoy adquirir medicamentos por el aumento de sus precios.