Río Cuarto | almaceneros | Centro de Almaceneros | provincia

Pescado fresco, quesos, carne y frutas, lo que más se dejó de comer

El último informe del Centro de Almaceneros de la Provincia reveló cómo la suba de precios está impactando en el consumo. Además, mostró que en marzo la canasta aumentó 3,85% en los comercios de cercanía

La suba constante de precios está y la pérdida de poder adquisitivo del grueso de la población provocó cambios de hábitos a la hora de alimentarse. Según el último relevamiento realizado por el Centro de Almaceneros de la Provincia de Córdoba, pescado fresco, quesos, carne y frutas son los productos que más se dejaron de consumir en la provincia a lo largo del último año.

De acuerdo con ese informe, todos tuvieron caídas de entre el 35 y el 43 por ciento en las ventas desde marzo del año pasado, cuando comenzó la cuarentena en el país.

También con resultado en rojo aparecen dulces y mermeladas (-32.5%), manteca (-28%) y yogurt(-26.6%), entre otros.

Del otro lado, los productos que incrementaron sus niveles de comercialización fueron liderados por los menudos de pollo, con un 45% más, las infusiones (42.5%), papas (33%) y azúcar (32%).

En esa comparación interanual hubo productos que treparon fuerte en sus precios y en algunos casos comenzaron también a ser difíciles de conseguir por parte de los almaceneros. Y por eso muchas veces los consumidores ven en las góndolas algunos sectores vacíos o una gran superficie ocupada por un mismo producto que reemplaza a otros en ese lugar.

Entre los que más treparon en su valor, según el Centro de Almaceneros, están la pulpa vacuna con un alza del 125%; el pollo, con un 118%; la costeleta de cerdo, con 106%; y el arroz, 97.9%.

El 58,83% de los clientes de los almacenes y comercios de cercanía dijeron que utilizaron alguna ayuda estatal para poder comprar los alimentos en marzo.

También tuvieron aumentos significativos los fideos largos (96.7%), el pan criollo (92.6%), los huevos (91.45%) y el queso cremoso (86,5%).

En virtud de la escalada de precios, el relevamiento se enfocó en los consumidores y por eso se les consultó si habían podido acceder a todos los productos de la canasta básica alimentaria. Allí, el 34.4% respondió que no.

Sobre el modo en el que accedieron a la compra de alimentos y productos de primera necesidad, el 58,83% de los clientes de los almacenes y comercios de cercanía dijeron que utilizaron alguna ayuda estatal, como la Asignación Universal por Hijo, Tarjeta Alimentar, Tarjeta Social, entre otros. El 41,17% respondió que utilizó sólo recursos propios.

Vinculado con eso, el estudio determinó que más de la mitad de los cordobeses destinó entre el 40 y el 60 por ciento de sus ingresos para comprar alimentos el mes pasado.

Cuando fueron consultados por el modo en que afrontaron los gastos del mes pasado, el 43.7% admitió que no pudo cubrirlos en su totalidad; un 31,85% utilizó tarjetas de crédito; un 12% con débito o efectivo; un 8% echó mano a préstamos y un 2,7% hizo uso de la financiación disponible en los comercios.

En relación con esto, el 44,1% de los consultados admitió tener atrasos en el pago de las tarjetas, mientras que un 28,6% dejó de pagar tasas e impuestos y un 10,5% incumplió los compromisos con créditos y préstamos.

Dos de cada 10 cordobeses perdieron todos sus ingresos en el último año

En el informe del Centro de Almaceneros de la Provincia, un dato destacado fue también el que aportó sobre los ingresos de los cordobeses durante el último año. Allí, el 21,3% admitió que había perdido la totalidad de los recursos que percibía mensualmente en el último año.

A ese segmento extremo se le suma un 32,5% que indicó que, en los 12 meses que transcurrieron desde que comenzó la pandemia en el país, sus ingresos cayeron más del 50%.

El tercer escalón de deterioro fue para los que perdieron menos del 50%, en el que se ubicó el 28,6% de los encuestados por el Centro de Almaceneros de la Provincia.

Finalmente, un grupo pequeño del 16,5% respondió que no sufrió deterioro en sus ingresos durante el último año. Hay un 1% que no respondió certeramente la consigna, por lo que el 82,5% de los cordobeses admitió algún deterioro en sus ingresos.

Los temas que preocuparon

Hubo cuatro temas que sobresalieron claramente en la agenda de preocupaciones de los cordobeses durante el mes pasado. El primero, y por lejos, fue el de las vacunas. En medio del plan de inoculación nacional que llevan adelante las provincias y la Nación, en coincidencia con la escalada de casos positivos de Covid, concentró la atención de quienes fueron consultados por el relevamiento realizado por el Centro de Almaceneros de Córdoba.

En el segundo lugar de preocupaciones se ubicaron a la par el desempleo y la pobreza, dos caras de una misma moneda, vinculadas con la dramática situación social del país que tuvo además en las últimas semanas un blanqueo con las cifras del Indec, tanto laborales como de pobreza e indigencia.

Por último, en cuarto lugar se ubicaron las clases.