Río Cuarto | Alzheimer | Día Mundial del Alzheimer |

La enfermedad de Alzheimer cada vez es más diagnosticada en jóvenes

Desde la Asociación de Lucha contra el Mal de Alzheimer agradecieron la participación de familiares y cuidadores en las charlas de los médicos Lovell y Fernández. Además reflexionaron que mucha gente todavía desconoce los síntomas de la patología

Como todos los terceros jueves de cada mes desde hace ya más de 20 años, la Asociación de Lucha contra el Mal de Alzheimer de la ciudad de Río Cuarto se reúne con familiares y cuidadores para acompañarlos en el proceso de la enfermedad de su ser querido.

En esta ocasión, en el marco del Día Mundial del Alzheimer, estuvieron presentes dos profesionales de salud que brindaron una charla sobre qué es Alzheimer, si es posible prevenir y sus síntomas conductuales en demencias y su manejo no farmacológico.

Los profesionales que dieron la charla fueron Víctor Raúl Lovell, médico neurólogo y asesor científico del ATMA, y Guillermo Fernández, médico psiquiatra, director y médico de residencias Villa Rabal y presidente de la Fundación Villa Rabal para mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

En primer lugar, Lovell apuntó a que la enfermedad de Alzheimer es degenerativa con múltiples causas que pueden favorecer a que se desarrolle, por lo que es muy difícil encontrar un tratamiento propiamente para esto.

“Lo primero que aparece cuando la persona tiene Alzheimer son los trastornos cognitivos, trastornos en la orientación temporal y espacial, desorientación de los manejos de las situaciones cotidianas y finalmente se van perdiendo las habilidades motoras y del lenguaje”, enfatizó el neurólogo.

Lo primero que aparece cuando la persona tiene Alzheimer son los trastornos cognitivos, trastornos en la orientación temporal y espacial, desorientación de los manejos de las situaciones cotidianas y finalmente se van perdiendo las habilidades motoras y del lenguaje Lo primero que aparece cuando la persona tiene Alzheimer son los trastornos cognitivos, trastornos en la orientación temporal y espacial, desorientación de los manejos de las situaciones cotidianas y finalmente se van perdiendo las habilidades motoras y del lenguaje

Por su parte, Fernández señaló que la enfermedad no avanza linealmente, sino que va tocando distintas áreas y es aleatoria.

“Cuando ya la enfermedad altera el área prefrontal del cerebro, allí aparecen la desinhibición, el lenguaje soez, conductas inapropiadas que nunca antes la persona había hecho”, precisó el profesional y remarcó que muchas veces se infantiliza a las personas con Alzheimer, pero no son niños, tienen una historia, por eso es muy importante que los profesionales conozcan la biografía del paciente para poder actuar de manera más eficaz.

Alzheimer 3.JPG

Guillermo Fernández, psiquiatra.

“Cuando te diagnostican la enfermedad de Alzheimer hace 25 años que ya la persona tiene la patología, por eso es primordial el diagnóstico temprano”, indicó el psiquiatra e hizo hincapié en que se puede llevar a cabo más tratamientos, como estimulación cognitiva para mejorar la calidad de vida del paciente.

Síntomas benignos y malignos

Los trastornos de la memoria se dividen en dos grandes esferas: los benignos y los malignos.

Los benignos hacen referencia a cuando la persona se olvida ciertas cosas, por lo que desde la mirada del profesional puede ser causa de una depresión, trastorno de ansiedad, alguna medicación, entre otros.

Ya los malignos tienden a no ser consultados por el paciente, sino por el familiar, ya que la persona afectada no reconoce esa pérdida de memoria.

Los dos profesionales apuntan a que el apoyo de la familia es el gran soporte del paciente y su proceso en la enfermedad del mal de Alzheimer.

“Cada paciente y familia son únicos, se trabaja constantemente en lo psicoterapéutico, es con la familia. Cada uno lo vive de una forma muy particular”, señaló Lovell y Fernández sumó: “La patología es disruptiva, te rompe tus planes y tu vida realizada y la familia también es afectada por esto provocando una alteración muy grande en el círculo íntimo”.

La patología es disruptiva, te rompe tus planes y tu vida realizada y la familia también es afectada por esto provocando una alteración muy grande en el círculo íntimo La patología es disruptiva, te rompe tus planes y tu vida realizada y la familia también es afectada por esto provocando una alteración muy grande en el círculo íntimo

Cabe destacar que hace más 35 años que salieron las últimas medicaciones y hasta ahora no hubo nuevos fármacos para esta patología, aseguró Lovell.

“Estamos muy necesitados de eso, pero los estudios que se han venido haciendo y las investigaciones que se han realizado no dieron el resultado que se pretendía”, precisó el neurólogo, quien hizo hincapié en que todos los tratamientos que están en vía de investigación es para el diagnóstico temprano del Alzheimer, no para pacientes que ya hace varios años padecen del mismo.

Sobre el diagnóstico temprano, apuntó a que es costoso, ya que es una serie de estudios y análisis muy elevados, y hoy no se tiene todavía en la Argentina la medicación adecuada para la resolución de esto.

Al mismo tiempo, sobre el diagnóstico temprano, subrayó un factor clave que es la edad.

Alzheimer 2.JPG

Víctor Raúl Lovell, neurólogo.

El mal del Alzheimer puede aparecer en personas desde los 50 años y cada cinco años se va duplicando la posibilidad de que aparezca esta enfermedad.

“Casi el 40% de las personas mayores de 85 años de edad tienen esta enfermedad”, aseguró el profesional.

Además de las disertaciones de los profesionales especializados en la patología el neurólogo Lovell y el psiquiatra Fernández, se llevó a cabo en el Día Mundial del Alzheimer una convocatoria por la mañana en la Plaza Roca, donde las integrantes de Alma repartieron folletos sobre qué es la enfermedad, cuáles son sus síntomas, qué tipo de hábitos se pueden incorporar a la vida diaria para prevenirla, para conmemorar esta fecha.