Nacionales | AMBA | Mario Meoni | Coronavirus

En el AMBA, el transporte público deberá circular con ventanillas abiertas

Se trata de una medida complementaria que el Ministerio de Transporte resolvió para trenes y micros en Buenos Aires.

El ministro de Transporte, Mario Meoni, anunció hoy que se dictarán "medidas complementarias de fijación de las ventanillas" en las unidades de transporte de pasajeros del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para asegurar que queden abiertas y así garantizar la ventilación y mitigar la circulación del coronavirus.

"Lo que vamos a hacer es ratificar las medidas que estaban vigentes sobre la ventilación de unidades, que tanto de trenes como de micros están vigentes desde el año pasado, desde que se inició la pandemia", dijo el funcionario en diálogo con la prensa acreditada en Casa Rosada.

Agregó que además se dictarán "medidas complementarias de fijación de las ventanillas: que no se puedan cerrar, que queden abiertas de manera permanente".

Luego de participar de una reunión junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y las ministras de Salud, Carla Vizzotti, y de Seguridad, Sabina Frederic, Meoni señaló que la fijación de las ventanas en trenes y colectivos "no es algo que se puede hacer de manera inmediata" pero que es un proceso que ya se está iniciando.

"Es enfermedad o frío. Habrá que viajar abrigado", dijo el titular de Transporte sobre las medidas que afectarán a 8 mil unidades de micros y a más de 1.900 frecuencias de tren en el AMBA.

Afirmó que se tratará de una situación de cumplimiento efectivo y que se controlará tal como debe hacerse con el porcentaje de ocupación de las unidades.

"Como viene sucediendo ahora, cuando accedemos a un micro y no está cumpliendo con las normativas, se labra el acta correspondiente y se aplican las sanciones" desde la Comisión Nacional Reguladora de Transporte (CNRT).

Nuevas medidas para que el transporte público circule con las ventanillas abiertas

Meoni subrayó que las medidas se vienen "trabajando con la cámara y con los choferes" que trabajan en el AMBA ya que "nadie quiere restringir la actividad y nadie quiere tener enfermos en su actividad".

Sobre la situación en otras jurisdicciones, el funcionario aclaró que son las autoridades provinciales las que deben decidir cómo deben circular las unidades en cada lugar.

Respecto de las situaciones de desborde en algunos trenes del Área Metropolitana, el ministro explicó que se deben a una suma de factores que incluyen la mayor afluencia entre las 7 y las 9 de la mañana a la que se suman condiciones "imprevistas" como "retrasos involuntarios, arrollamientos, siniestros viales y accidentes menores que demoran las formaciones".

Además, dijo, en ese horario tiene "algún impacto" el movimiento de las personas que conforman la comunidad educativa que, según las estimaciones del Ministerio, implican un adicional de 300 a 400 mil pasajeros.

Señaló que el grupo relacionado a la educación "supone un incremento del 20%" a la circulación habitual y precisó que "en el horario de la mañana tiene algún impacto, no así al mediodía, cuando se da la 'meseta' de pasajeros".

Como viene sucediendo ahora, cuando accedemos a un micro y no está cumpliendo con las normativas, se labra el acta correspondiente y se aplican las sanciones Como viene sucediendo ahora, cuando accedemos a un micro y no está cumpliendo con las normativas, se labra el acta correspondiente y se aplican las sanciones

También hizo referencia a una situación de contagios en la oficina de "controladores de tráfico" del Ferrocarril Mitre y dijo que se está insistiendo en "que se cumplan los protocolos" para minimizar las situaciones de riesgo y que no se afecten los servicios.

Finalmente, el funcionario aclaró que no está en estudio suspender los servicios de larga distancia y dijo, sobre la protesta que se realiza en la 9 de Julio por parte de transportistas de ese sector, que se realizó una reunión para trabajar sobre la problemática relacionada a la limitación de viajes grupales.

Entre las medidas anunciadas la pasada semana para mitigar el impacto de la segunda ola se incluyó la exclusividad de uso del transporte público para personal esencial, para quienes formen parte de la comunidad educativa o para aquellos que soliciten el permiso especial.