Salud | Argentina | vacuna | Varicela

Argentina inicia la transición hacia un esquema de dos dosis contra varicela

Desde Hospital Garrahan insisten en la importancia de completar el esquema de inmunización contra la varicela que desde el mes pasado comenzó a ser de dos dosis en nuestro país

La primera dosis de esta vacuna se encuentra en el Calendario Nacional de Vacunación desde el año 2015, es universal, gratuita y obligatoria, y se aplica a los 15 meses de vida.

“La suma de la segunda dosis es una estrategia que busca controlar la enfermedad para disminuir la morbimortalidad por varicela y sus complicaciones, y evitar brotes en poblaciones vacunadas. Desde el Garrahan recordamos la importancia de tener el esquema completo”, destacó la infectóloga Adriana Parra, responsable del Centro de Vacunación del Hospital.

La varicela es una enfermedad infectocontagiosa aguda producida por el virus varicela zóster que antes de su introducción al Calendario Nacional de Vacunación se estimaban alrededor de 400.000 casos nuevos cada año en Argentina.

La evolución de esta enfermedad puede tener complicaciones graves y afectar a poblaciones susceptibles de alto riesgo como embarazadas, personas inmunosuprimidas o con enfermedades subyacentes.

"La importancia de iniciar la transición a un esquema de dos dosis en Argentina se basa en la evidencia científica brindada por la experiencia de otros países, que demuestra que la vacunación sistemática con esquema de dos dosis magnifica el impacto de la estrategia y es una herramienta costo efectiva", indicaron desde el hospital.

El Hospital Garrahan ya comenzó la vacunación de segundas dosis contra la varicela para niñas y niños de 5 años.

En la ciudad

Tal como ha informado Puntal hace unas semanas, el municipio de la ciudad de Río Cuarto vacunará con segunda dosis contra la varicela a niños y niñas de 5 años, dando cumplimiento a lo dispuesto por el Ministerio de Salud de la Nación. Según notificaron los pequeños de esa edad ya pueden recibir la inmunización desde enero, en todos los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) a los fines de completar el esquema obligatorio.

La disposición nacional

Fue en los primero días de diciembre, cuando el Ministerio de Salud de la Nación, en consenso con la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn) y las jurisdicciones, definió introducir a partir de enero de 2022 la segunda dosis de vacuna contra el virus de la varicela zoster al Calendario Nacional de Vacunación (CNV) para niñas y niños de 5 años de edad.

El objetivo de la estrategia, formalizada a través de la Resolución Ministerial 3613/2021, es controlar la enfermedad en niñas y niños de Argentina a fin de disminuir la morbimortalidad por varicela y sus complicaciones, así como la posibilidad de brotes en poblaciones vacunadas.

La introducción de esta vacuna al CNV en forma universal, gratuita y obligatoria desde el año 2015, con una dosis a los 15 meses de vida, se basó en el principio de equidad en salud, dado que la enfermedad afecta a las niñas y las niños independientemente de su condición social. Bajo el mismo principio se definió la oportunidad de dar inicio a la transición a un esquema de dos dosis a partir de enero del 2022.

La enfermedad

La varicela es una enfermedad infectocontagiosa aguda producida por el virus varicela zóster, y es una de las enfermedades exantemáticas más frecuente de la infancia. En Argentina, previo a la introducción de la vacuna al Calendario Nacional de Vacunación, se estimaban alrededor de 400.000 casos nuevos cada año.

Si bien suele ser considerada una enfermedad benigna de la infancia, su evolución en niñas y niños no se encuentra exenta de posibles complicaciones y puede tener una evolución complicada o grave al afectar a otras poblaciones susceptibles de alto riesgo como adultos, embarazadas, personas inmunosuprimidas o con determinadas enfermedades subyacentes.

El ministerio de Salud de la Nación describió que los síntomas son fiebre moderada y, hacia los 7 a 14 días, un brote de lesiones en la piel que evolucionan a vesículas (pequeñas ampollas) y, posteriormente, a costras. Las lesiones se presentan por todo el cuerpo y se caracterizan por generar picazón. Muchas veces, rascarse las lesiones lleva a la sobreinfección y a las complicaciones mencionadas, resaltó. Recomendó que la persona permanezca en su casa hasta que las ampollas evolucionen a costras.