Arquitectura | arquitectura | cemento | bloques

Arquitectura creativa con bloques de cemento, una alternativa modular y económica

La arquitectura con bloques de cemento se ha convertido en una tendencia revolucionaria, ofreciendo una opción modular y de bajo costo para la construcción de muros. Te contamos los detalles

“Los bloques cementicios son parte de un sistema constructivo húmedo, muy similar al método de albañilería tradicional. Es posible aplicarlos en propuestas estructurales independientes y mixtas, ya que pueden emplearse para mamposterías portantes con normas sismorresistentes, o bien donde los muros conforman cerramientos”, detallan los arquitectos.

Estos bloques de cemento, destacados dentro de la arquitectura, prefabricados y asequibles, son conocidos por su versatilidad y facilidad de manejo en proyectos arquitectónicos.

La diversidad en texturas y dimensiones de los bloques de cemento ha permitido una mayor flexibilidad en el diseño, con formatos ideales para esquinas y vigas con armaduras longitudinales. Aunque inicialmente eran construidos a mano, hoy en día se producen de manera automática, con una capacidad de elaboración de miles por hora.

La efectividad térmica de los muros construidos con bloques de cemento es destacable. Siguiendo normas específicas, como sellar perfectamente las juntas para evitar puentes térmicos, y la incorporación de aislantes en su interior, se logra un rendimiento térmico óptimo. Además, en el exterior, se pueden aplicar diferentes tipos de aislantes en el revoque.

El proceso de fabricación de estos bloques consta de cuatro pasos fundamentales: mezcla, moldeado, curado y cubidado. Este método garantiza una buena capacidad mecánica, aislación acústica, incombustibilidad y, dependiendo de las necesidades, impermeabilidad.

Para trabajar de manera efectiva con bloques de cemento, se deben tener en cuenta algunas recomendaciones, como mantener las juntas menores a 2 centímetros, utilizar una mezcla que resista el peso del bloque y calcular cuidadosamente la cantidad necesaria para evitar pérdida de resistencia a la compresión.

El cálculo preciso de la cantidad de bloques necesarios es esencial para planificar un proyecto. Conociendo las medidas de los bloques y la junta, se puede determinar cuántos bloques se requieren horizontalmente y cuántas filas son necesarias para completar un metro cuadrado de muro. Este paso es crucial para optimizar recursos y asegurar el éxito del proyecto de arquitectura con bloques de cemento.

Las ventajas

Coordinación modular: Utiliza piezas premoldeadas enteras, sin adaptaciones en obra, con ahorro de tiempos, materiales y tareas;

Menos unidades por metro cuadrado: Se necesitan 12,5 unidades exactas para materializar 1 m2 de mampostería. En cambio, se necesitan 108 ladrillos macizos para lograr esa misma proporción;

Mayor rendimiento de mano de obra: Un oficial albañil y su ayudante pueden levantar unos 12 m2 de pared por día (más de 150 bloques);

Elimina revoques: Se comporta como un excelente revoque grueso, pudiéndose aplicar directamente el fino. En algunos casos, puede dejarse a la vista;

Requiere menos mortero: Se necesitan 12 litros de mortero para asentar 1 m2 de BH, contra los 90 de los ladrillos macizos;

Flexibilidad de uso: Se pueden proyectar desde viviendas de bajo hasta edificios en altura, naves industriales o comerciales.