Nacionales | arzobispo | Escuelas | ministro

El arzobispo de Rosario, envió una carta a Trotta y pidió apoyo para cubrir las necesidades de las escuelas

En la misiva, el ex obispo de Río Cuarto y presidente de la comisión episcopal para la educación católica, solicitó ayuda para cubrir las consecuencias económicas que conlleva el aislamiento por el coronavirus.

El presidente de la comisión episcopal para la educación católica, monseñor Eduardo Eliseo Martín, arzobispo de Rosario, dirigió una carta al Ministro de Educación de la Nación, doctor Nicolás Trotta, manifestando la disposición de las instituciones educativas católicas a colaborar en medio de la emergencia sanitaria, e indicó su preocupación por las necesidades que la situación implica para muchos colegios.

“Hemos invitado a nuestras escuelas poner a disposición de las autoridades públicas sus instalaciones y toda ayuda que podamos dar y nos requieran”, indicó monseñor Martín, aclarando que “ya en distintas partes del país, en las diversas diócesis, se están haciendo los relevamientos de las escuelas y el ofrecimiento de ellas por cualquier eventualidad”.

Se refirió de un modo especial a “las escuelas de los barrios carenciados de nuestros centros urbanos”, que están disponibles “para contener a los niños y madres, y para asistencia alimentaria”.

Solicitamos su intervención ante el Ministerio de la Producción para poder obtener créditos blandos o sin intereses y poder cumplimentar las obligaciones con el personal de las escuelas Solicitamos su intervención ante el Ministerio de la Producción para poder obtener créditos blandos o sin intereses y poder cumplimentar las obligaciones con el personal de las escuelas

El ex obispo de Río Cuarto le aclaró al ministro que "el servicio educativo se está brindando a través de los medios tecnológicos”. Sin embargo, lamentó que muchos colegios no tengan la posibilidad de poder hacerlo.

Por último, el arzobispo hizo un pedido al ministro: “Solicitamos su intervención ante el Ministerio de la Producción para poder obtener créditos blandos o sin intereses y poder cumplimentar las obligaciones con el personal de las escuelas”, a fin de cubrir las “consecuencias económicas que conlleva esta situación, como por ejemplo el pago de los sueldos no cubiertos por el subsidio estatal”.

Consudec on Twitter

Monseñor Martín encomendó al Señor la tarea del ministro “para que lo ilumine y sostenga en su ardua labor, especialmente en esta hora dramática”, y quedó a su disposición.