La Asociación Civil Basura Cero publicó un informe en el que indican que el país genera 500.000 toneladas de chatarra electrónica al año, lo que es un promedio de entre 10 y 12 kilos de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) por habitante.

La entidad también tiene una mirada sobre cuánto se reutiliza y allí están las alarmas ya que es un dato bastante bajo, porque la reutilización de los dispositivos desechados se reutilizan menos del 10%.

Los monitores, cargadores, gabinetes, celulares, computadoras, baterías entre otros electrónicos que se tiran, contienen sustancias químicas que contaminan el medio ambiente al mezclarse con el resto de la basura, desprendiendo metales tóxicos perjudiciales para la salud.

Los especialistas de Basura Cero marcan también la necesidad del tratamiento de una Ley de Gestión de RAEEs que además de reducir fuertemente los actuales niveles de contaminación impulsará una nueva línea de Empleo Verde, al integrar a miles de trabajadores a estos nuevos procesos.

Efecto pandemia

La virtualidad nos llevó a comprar más dispositivos o renovar los que ya teníamos, según PC Discount hubo un incremento significativo en la demanda de productos. "Por un lado, las empresas se encontraron frente a la necesidad de equipar a sus empleados para poder teletrabajar y por otro muchos usuarios aumentaron la intensidad y frecuencia de uso de sus dispositivos tecnológicos, lo que impulsó el recambio o compra de nuevos modelos, en especial de notebooks", señalaron en un comunicado.

Dónde entregar residuos electrónicos

Actualmente la opción más adecuada y responsable es estar informados acerca de dónde se puede depositar todo lo que ya no usamos y está fuera de servicio. En Río Cuarto, la municipalidad dispuso dos puntos que se llaman Isla Verde, uno en El Andino y otro en el Parque Sarmiento. En Villa María, existe un solo punto de recolección ubicado frente al municipio en calle Antonio Sobral 299/399. Por su parte en Córdoba capital, los cinco Centros de Participación Comunal (CPC) sumaron hace un tiempo un espacio para recibir este tipo de residuos, se ubican en Argüello, Ruta 20, Villa El Libertador, Rancagua y Paseo Sobremonte. Todos ellos cuentan con horarios restringidos de acuerdo a disposiciones de bioseguridad por la pandemia pero no han dejado de funcionar.

Por Fernanda Bireni