Regionales | ATE | Las Vertientes | intendente

Polémica por aumento a municipales en Las Vertientes: ATE salió a responder al intendente

El gremio de ATE salió a responder al intendente de Las Vertientes, Miguel Melano, quien cuestionó el accionar de dirigentes sindicalistas y desconoció haber dado su aval a un incremento de sueldos a los municipales.

Desde el sindicato de estatales aseguraron que Melano “insinuó la existencia de cierta corporación de intendentes que presionaron para desautorizar el acuerdo salarial firmado con ATE”.

Según expone el gremio, el pasado 21 de julio se había logrado una recomposición salarial del 23% en dos tramos para la segunda mitad del año, que había sido rubricada por el propio mandatario en un acta. “Ello, sumado al 20 por ciento del primer semestre, cerraba una paritaria realista”, expresó el secretario general de ATE Provincia de Córdoba, Federico Giuliani.

Pero fue el intendente quien desestimó tal acuerdo y apuntó a que los dirigentes sindicales habrían “faltado a la palabra” y a que los incrementos anunciados por ATE no serían los reales.

En respuesta, Giuliani dijo: “La racionalidad no es algo que parezca primar en el intendente” . E interpretó que Melano habría recibido presiones de sus pares porque la suma acordada con ATE en las Vertientes “no se condecía con las recomposiciones que otros sindicatos habían obtenido”.

El dirigente provincial manifestó que Melano “habría decidido que era mejor mentir e inventar una historia donde el sindicato, de mala fe, le hizo firmar un documento, a lo cual él ‘inocentemente’ accedió”. “No conforme con eso –el intendente-, inventó luego un supuesto pedido de disculpas de las autoridades de la seccional que ‘faltaron a su palabra’ y comenzó con las persecuciones a afiliados a ATE”.

Presiones a los trabajadores

Giuliani advirtió que esta semana trabajadores de la localidad informaron que el funcionario adelantó “en reuniones informales que no habría horas extras, préstamos ni adelantos de sueldo para quienes estén afiliados/as a ATE”.

A su vez, calificó esto como “conducta persecutoria, discriminatoria, patoteril, autoritaria, contraria a la Constitución Nacional, a los Tratados Internacionales y a toda la legislación laboral vigente”.

Por último, reclamó al intendente que “cumpla con lo que firmó, que no es más que una recomposición salarial lógica. Y, sobre todo, cese con la persecución gremial, con la violencia”.