Río Cuarto | aumento | consumo | comercios

Artículos de librería subieron hasta 35%: el repuesto de hojas, casi $ 12 mil

El papel es uno de los que más aumentó, pero aclaran que desde abril no ajustaba sus precios. La mayor parte de los productos se encarecieron un 22 por ciento tras la devaluación de agosto, según detallaron

En el marco de la suba general de precios, los artículos escolares alcanzaron valores de asombro en determinados casos. El repuesto escolar de primera marca por 480 hojas subió 35 por ciento antes de la devaluación de agosto, y se vende casi a 12 mil pesos. No obstante, no ajustaba precio desde abril. La resma de papel A4, que aumentó un 14 por ciento el mes pasado, cuesta 3 mil pesos en las librerías aunque en algunos supermercados sale hasta mil pesos más. Los comerciantes del rubro sostienen que muchos de esos productos duran todo el año y que, al lado de la indumentaria escolar, por ejemplo, son relativamente baratos.

“Todos los artículos de librería subieron un 22 por ciento después de la devaluación de mediados de agosto pasado, aunque hay cosas que aumentaron un poco menos, porque hay que tener en cuenta que no todo tiene componentes importados”, indicó Pablo Gasó, comerciante del rubro.

“Las resmas de papel para impresión habían aumentado un 14 por ciento durante la semana anterior a la devaluación, y quedaron con ese precio hasta el día de hoy. La resma de papel A4 se vende en 3 mil pesos en las librerías, pero en algunos supermercados están a 4 mil pesos y no habían bajado”, comentó Gasó.

En tanto, el comerciante indicó que los repuestos de hojas para carpeta y los cuadernos habían aumentado un 35 por ciento su valor antes de la depreciación del peso argentino; es decir, antes del lunes 14 de agosto.

“Se trata de una suba acumulada, porque los precios de esos artículos no habían subido desde abril de este año y (a mediados del mes pasado) lo ajustaron de golpe. Al día de hoy, esos precios siguen igual”, explicó Gasó.

Para tener como referencia, un repuesto Rivadavia de 480 hojas cuesta hoy 11.900 pesos, y los comerciantes estiman que, para un uso promedio, debería alcanzar para todo un año. También hay otras opciones para ese mismo artículo, como las marcas América ($ 4.700) y Húsares ($ 6.800).

Otra alternativa es comprar repuestos más chicos, como los de 48 y 96 hojas.

En cuanto al resto de los útiles escolares, el comerciante explicó que vienen acompañando la inflación. En este sentido, dijo que después de mediados de agosto, algunos artículos replicaron el 22 por ciento equivalente a la devaluación, mientras que otros ajustaron por debajo de ese porcentaje. “Esto siempre hablando de fabricantes, importadores y representantes de marca”, aclara Gasó.

Pese a todo, Gasó subrayó que los productos de librería siguen siendo baratos al lado de otros artículos para la escuela, como por ejemplo los de indumentaria. Además, indicó que, al menos en su caso, no hubo bajas en el volumen de ventas.

“Venimos trabajando muy bien”, acotó el comerciante.

Advierten que muchos comercios del rubro cierran sus puertas

En una coyuntura complicada para el comercio, aseguran que muchas de las librerías, sobre todo las de menor escala, se vieron prácticamente obligadas a cerrar sus puertas en los últimos tiempos.

Pablo Gasó, al frente de una de las firmas locales líderes del rubro, explicó que una gran cuota parte de responsabilidad en este fenómeno se le debe asignar al escenario de alta inflación del país.

“Han cerrado muchísimas papeleras en la ciudad y solamente va quedando un comercio líder por rubro. Esto tiene que ver con la inflación y con los elevados costos del comercio”, manifestó.

En el mismo sentido, detalló que para los pequeños comerciantes “es muy difícil cumplir con todo, y sobre todo reponer mercadería: muchos se descapitalizan y no pueden reponer los productos”.

Por otro lado, indicó que a muchos comerciantes del sector tienen problemas incluso para pagar el bono de 60 mil pesos dispuesto por el Gobierno nacional.

Finalmente, indicó que el rubro se fue transformando paulatinamente en una referencia para cuando se buscan regalos, por ejemplo para cumpleaños, el día del amigo y otras fechas.