Río Cuarto | Bauducco | Miguel Ángel Pérez | Cosquín

Rechazaron la prisión domiciliaria al asesino del riocuartense Bauducco

Miguel Ángel Pérez había solicitado seguir su condena a perpetua en su vivienda de Cosquín por problemas de salud, pero el Tribunal Oral Federal Nº 1 de Córdoba se lo rechazó indicando que puede ser tratado en Bouwer

Miguel Ángel Pérez, asesino del riocuartense Raúl “Paco” Bauducco durante la última dictadura, había solicitado continuar en su hogar en Cosquín su condena a prisión perpetua. Sin embargo, la Justicia rechazó el pedido y le denegó la domiciliaria considerando que sus afecciones pueden ser tratadas perfectamente en el penal de Bouwer, donde se encuentra desde 2007.

La semana pasada, el represor condenado en 2010 por el Tribunal Oral Federal Nº 1 de Córdoba a prisión perpetua, solicitó que fuera enviado a su hogar con su familia, cumpliendo con los requisitos correspondientes de control electrónico. Dijo tener una serie de afecciones de salud que no podían ser tratadas en el penal e indicó que debía acompañar a su esposa, que se encontraba con una enfermedad crónica.

En tanto, la familia de Bauducco, representada por el abogado Miguel Martínez, se opuso al pedido y solicitó que se hiciera una pericia médica para controlar el estado de salud del excabo Pérez.

Esta semana el Tribunal definió que el represor condenado en el juicio denominado “Causa Videla” seguirá en Bouwer, mientras que requerirá al Complejo Penitenciario N° 1 “que extreme el cumplimiento de las medidas sanitarias y protocolos y se proceda a comunicar –en forma inmediata- al Tribunal, en caso de modificarse el estado de salud del nombrado”, precisa el fallo.

Los delitos por los que fue condenado constituyen una violación, no sólo al ordenamiento interno sino al derecho internacional Los delitos por los que fue condenado constituyen una violación, no sólo al ordenamiento interno sino al derecho internacional

Ante lo pedido por el abogado de Pérez, el Tribunal respondió: "La situación del imputado no se ajusta exactamente a los supuestos previstos en la ley, la interpretación taxativa de dicha norma invisibiliza los múltiples vínculos que pueden dar lugar a obligaciones de asistencia al interior de una familia” y agrega:“Es por ello, dadas las excepcionales características de este caso que se impone la necesidad de armonizar el cumplimiento de una pena con el principio de no trascendencia de la pena a terceros previsto en el art. 5.3 de la Convención Americana de Derechos Humanos, que impide que la sanción sea extendida, más allá de lo inevitable, a personas distintas del condenado, en este caso su familia”.

Por otra parte, señala que ante el pedido de la defensa se solicitó un estudio completo de la salud de Pérez, y lo indicado por los equipos médicos fue que “al examen se encuentra lúcido, vigil, orientado en tiempo y espacio, lenguaje curso y contenido del pensamiento sin alteraciones, juicio crítico conservado, tranquilo y colaborador de buen ánimo, hemodinámicamente estable, signos vitales en parámetros normales y asintomático, tiene el plan de vacunación para Sars Cov 2 completo”.

Oposición de la querella

En otro de los fragmentos del fallo, el Tribunal presentó la posición de los abogados querellantes ante el pedido de Pérez. Dan cuenta de que la letrada Adriana Gentile rechazó la domiciliaria al considerar que “los delitos por los que fue condenado el nombrado constituyen una violación, no sólo al ordenamiento interno sino al derecho internacional de los Derechos Humanos; que son crímenes de lesa humanidad por lo tanto la decisión del Tribunal sobre el otorgamiento del beneficio de prisión domiciliaria no puede dejar de contemplar las pautas del derecho internacional”.

También hacen referencia a lo planteado por el abogado Miguel Martínez y destacan que “manifiesta que debe denegarse la prisión domiciliaria solicitada. Funda la petición en que el estado de salud de Pérez es bueno, que se encuentra vacunado contra el Covid 19 por lo que su permanencia en la cárcel no le impide recuperarse o tratar adecuadamente sus dolencias, manifiesta en ese sentido que adhiere a las conclusiones de la Fiscalía”.

Por su parte, el fiscal general Maximiliano Hairabedian dictaminó que “corresponde se deniegue la prisión domiciliaria solicitada por la Defensa Oficial, doy razones: - Razones de enfermedad: de acuerdo al informe médico acompañado por el SPC, su estado de salud es bueno. Además, se encuentra vacunado contra el Covid-19. Así, su permanencia en la cárcel no le impide recuperarse ni tratar adecuadamente sus dolencias”.

En tanto, Harabedian sostuvo que no puede ser considerado dentro de lo que la ley define como adulto mayor, por tener Pérez menos de 70 años de edad.

“No se advierte una situación de abandono de la señora M. que requiera los cuidados del interno Pérez”, indica el fallo del Tribunal.

Dice el fallo sobre la domiciliaria: “No se trata de la transformación de la pena en una mera formalidad, ni de la dilución de su cumplimiento, sino que es una solución prevista por la ley para aquellos casos donde el encierro carcelario va más allá de la restricción de la libertad para constituir –en función de la situación particular del sujeto– un sufrimiento intolerable e inhumano”.

Y completa: “Por estas razones, precisamente, la finalidad de esta modalidad se dirige a humanizar la ejecución de la pena privativa de la libertad, cuando en función de la situación descripta, la finalidad de reinserción social no tenía efecto práctico”. En este sentido, concluye que “se infiere que su concesión no opera en forma automática, sino que resulta facultativa para el juez, quien deberá —en forma previa a la adopción de su decisión— solicitar la intervención de técnicos en diversas disciplinas y a posteriori, evaluar y examinar si se encuentran reunidos una serie de elementos que justifiquen la concesión de dicho beneficio”.

“No corresponde hacer lugar a la prisión domiciliaria solicitada por la defensa en favor de Miguel Ángel Pérez”, dijo el fallo, que agrega: “Estimo menester exhortar al Servicio Penitenciario de Córdoba al estricto cumplimiento del Protocolo para Covid-19”.

Finalmente, sobre el cuidado de su esposa, por parte de Pérez, el Tribunal indicó: “Se encuentra bajo tratamiento de rayos debiendo trasladarse diariamente a través del servicio de transporte provisto por PAMI y con acompañamiento de su hija. Por lo tanto, no se advierte una situación de abandono de la señora M. que requiera los cuidados del interno Pérez”.

Por todo esto, definió “no hacer lugar a la solicitud de prisión domiciliaria formulada por la Defensa técnica en favor de Pérez”.