Deportes | Boca Juniors | Club Atlético Independiente |

Argentina sin los más ganadores de la historia en la Libertadores 2024

Lo que más impacta es obviamente lo de Boca, porque el "Rojo" estará cumpliendo el año próximo nada menos que 40 años desde que ganó su última Libertadores en 1984, cuando obtuvo la séptima que se tornó inalcanzable y que justamente tanto obsesiona a los boquenses.

Boca Juniors, con seis Copas en su haber, e Independiente, el más ganador de la historia con siete, son hoy por hoy los únicos equipos de los "cinco grandes", que no representarán a la Argentina en la próxima edición de la Libertadores 2024.

Lo que más impacta es obviamente lo de Boca, porque el "Rojo" estará cumpliendo el año próximo nada menos que 40 años desde que ganó su última Libertadores en 1984, cuando obtuvo la séptima que se tornó inalcanzable y que justamente tanto obsesiona a los boquenses.

Por eso, el hecho de no haberse clasificado para la del año que viene y sobre todo después de haberse quedado a un paso de lograrla hace un puñado de días en el Maracaná frente a Fluminense, representó un golpe durísimo para toda la falange "xeneize", con repercusiones impensadas.

Más allá del farragoso proceso preelectoral en que llega este revés deportivo que además le representa al club una importante pérdida de millones de dólares por no participar de la Libertadores (jugará la Sudamericana, pero las retribuciones son menores), la afectación de quedarse con todo el año próximo en blanco respecto de esta máxima competición internacional interclubes de América golpea muy fuerte en lo futbolístico.

Por empezar, no es lo mismo armar un plantel, con sus altas y bajas, pensando en jugar la Libertadores, que hacerlo con la mente puesta en la Sudamericana, algo que para un gigante como Boca termina convirtiéndose en un objetivo de mínima.

Y como un año es mucho tiempo, esto también se hace extensivo al hincha, que pese a su fidelidad inclaudicable, no siente la misma motivación por una competencia que por otra. Máxime cuando vea que sobre todo River Plate, San Lorenzo y hasta el propio Racing (debería ganar esta Copa de la Liga) van a estar jugándola el año próximo.

Por si todo esto fuera poco, Boca no se clasificó para los cuartos de final de la Copa de la Liga tampoco, y por lo tanto no podrá subirse a esa última chance de llegar a la Libertadores de la que sí disfruta Racing.

Pero además, para el plantel y el cuerpo técnico boquense, sea el que fuere el año próximo, la exigencia será perentoria, porque si con Jorge Almirón se llegó a la final de la Libertadores este año, ganar la Sudamericana casi que será una obligación en el próximo.

Por otra parte, Boca llegó a esta situación por descuidar la competencia local que también conduce a la Libertadores, y no solamente por no ganar algún campeonato de la Liga Profesional o inclusive la Copa Argentina, sino que ni siquiera pudo hacerlo por Tabla Anual, donde al cabo de dos certámenes terminó quedando sexto, nada menos que a 23 puntos del líder, que fue justamente River.

Es cierto, por supuesto, que para Boca "el futuro es hoy", a partir de su controvertido proceso eleccionario que pone frente a frente a su máximo ídolo, Juan Román Riquelme, parado por el oficialismo, de un lado, y Mauricio Macri (candidato a vice de Andrés Ibarra), el expresidente más ganador de la historia, del otro, el de la oposición.

Desde 2017 que Boca no se quedaba afuera de una edición de Libertadores, 10 años después de su último título en esta competencia en 2007, con Miguel Ángel Russo como entrenador y justamente Riquelme como estandarte y figura dentro de la cancha.

Este 28 de noviembre hay dos aniversarios muy fuertes en las historias de Boca e Independiente, esos que los colocaron en la cima del mundo a la que hoy miran con nostalgia y a la distancia.

En el caso de Boca, se cumplen en este día 22 años de la Copa Intercontinental obtenida frente a Real Madrid con victoria por 2 a 1 con aquellos inolvidables goles de Martín Palermo, el hoy técnico de Platense que ya anunció que será el próximo entrenador "xeneize" si, como el mismo explicó, "gana la fórmula Ibarra-Macri".

Y en el de Independiente, hoy se celebra exactamente el medio siglo del también título Intercontinental alcanzado en Roma frente a la Juventus italiana, a la que superó por 1 a 0 en 1973 con un golazo épico de Ricardo Bochini tras una doble pared con Ricardo Bertoni, empalando la pelota para romper un récord de imbatibilidad internacional que por entonces ostentaba el arquero de los turineses, Dino Zoff (1.142 minutos).

Ese fue el primer título Intercontinental del "Rey de Copas" (se lo llama así porque fue el primer argentino en llegar a 12 títulos internacionales, el número de la baraja del truco), que luego repetiría, 11 años después, en 1984, frente a Liverpool, de Inglaterra. Preguntar hoy en día quien celebra con más fruición esos logros resulta casi ocioso, pese a que el presente del "rojo" lo encuentre "apenas" en primera división. Pero que Boca se baje del obsesivo sueño de "la séptima" sin siquiera poder luchar, es demasiado fuerte.