Tranquera Abierta | Bolsa de Comercio de Rosario | Maíz | Vietnam

El continente asiático suma protagonismo en exportaciones de maíz argentino

Lideran Vietnam y Corea del Sur, pero Japón ya se metió en el top 10 y viene en alza. Arabia Saudita y Malasia también se destacan

Con más de 17 millones de toneladas exportadas en los primeros 8 meses de la campaña, Asia gana protagonismo en las exportaciones del maíz argentino, según detalla un reciente informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario.

De los diez primeros destinos de exportación del cereal, seis se ubican en ese continente.

Con Vietnam y Corea del Sur encabezando el podio, se exportaron más de 4,5 millones de toneladas a cada uno de estos dos países, llevándose cada uno más del 15% del total exportado.

Detrás de Perú, Argelia y Egipto se ubican Arabia Saudita y Malasia en los puestos 6 y 7. A cada uno de estos destacados asiáticos destinos se exportaron cerca de 2,2 millones de toneladas de maíz en lo que va de la campaña.

GRAF1.jpg

Quien asoma en el décimo puesto y gana participación en los embarques en los últimos años es Japón, un caso cada vez más relevante y particular.

El país del sol naciente recibió más de un millón de toneladas de maíz argentino, embarcado mayoritariamente en el Gran Rosario. Para la nueva campaña, el consumo de maíz en Japón se mantendría en torno a los 15 millones de toneladas, según detalló el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, siendo importado en su totalidad ya que no hay producción de ese cereal a gran escala en aquel país.

Consecuentemente, la suba de exportaciones argentinas a Japón se explica en la merma exportadora de maíz por parte de Estados Unidos, que pasó de embarcar maíz por casi 70 millones de toneladas en 2020/21 a 54 millones de toneladas proyectadas para la campaña 2022/23.

Por su parte, en el ciclo 2020/21 la potencia norteamericana fue responsable de más del 70% de las importaciones de maíz de Japón, con Brasil ocupando el segundo lugar, con un market share del 26%, lo que habla de la concentrada dependencia de dos proveedores que tiene Japón actualmente con respecto al maíz.