Policiales | Bomberos | Preocupación | rafti

Calculan que 800 hectáreas se quemaron detrás del Aero Club

Las llamas arrasaron con rastrojos, pastura seca, árboles, alambrados y algunos pocos animales. Los bomberos trabajaron hasta la madrugada de ayer para apagar los puntos calientes. Durante la tarde siguió la preocupación.

Alrededor de 800 hectáreas fueron quemadas por el incendio que el domingo a la tarde tuvo origen detrás del Aero Club.

La estimación la realizaron productores del sector, que ayer continuaban evaluando los daños ocasionados, mientras los riesgos de reinicio aún estaban latentes.

Las llamas arrasaron con rastrojos, pastura seca, alambrados, postes y árboles. Por lo menos, en uno de los establecimientos hubo una decena de ovejas quemadas.

El foco se desató el domingo cerca de las tres de la tarde. Los vecinos comenzaron a hacerle frente al fuego hasta el arribo de los bomberos del cuartel local, que tuvieron que solicitar colaboración a otras instituciones de la zona.

En algunos casos, las llamas pudieron ser detenidas en los jardines de las viviendas, algunas de ellas habitadas. Esto provocó escenas de suma preocupación.

En minutos, el foco se propagó en dirección al camino de Santa Flora, donde lograron controlarlo.

Más de 12 horas de trabajo

Las tareas para terminar de controlar la situación demandaron más de 12 horas.

Si bien el domingo a la noche el frente estaba contenido, los trabajos continuaron para ir apagando todos los puntos calientes que se iban encontrando.

Guillermo Rafti, jefe de Bomberos de Río Cuarto, indicó que a las dotaciones del cuartel local se sumaron efectivos de Santa Catalina, Las Higueras, Alcira Gigena, Charras, Sampacho, Las Vertientes, Carnerillo, San Basilio y de la localidad de Adelia María.

Investigan las causas

Si bien los damnificados hablaban de un cortocircuito o la caída de un poste del tendido eléctrico como el posible origen del foco, Rafti fue cauto y explicó que las causas no habían sido establecidas, teniendo en cuenta que ese análisis corresponde a una etapa posterior a la que estuvieron abocados hasta la madrugada de ayer.

“Cuando hay incendios tan grandes hay que evaluarlos y lleva varios días determinar las causas, si es que se puede llegar a eso”, afirmó a Puntal AM.

“Ayer nuestra preocupación era, lo que hacemos siempre, sofocar, salvar las vidas y los bienes y después empezar a investigar cuáles pueden ser las causas”, agregó.

No obstante, Rafti sostuvo que en la mayoría de los casos están provocados por la mano del hombre, “por negliencia o por intencionalidad”.

El jefe de bomberos riocuartense reiteró el riesgo de incendios que atraviesa toda la región por las condiciones meteorológicas reinantes y la falta de humedad.

Aunque los pronósticos indican probabilidad de precipitaciones para esta semana, Rafti consideró que no se esperan los valores suficientes como para mitigar la sequía que afecta a la zona.

Estos factores son los que mantienen en alerta a todos los cuarteles de la provincia, en una temporada que vaticinan compleja.

las más leídas