Río Cuarto |

Buscan prohibir el ingreso de carne de cerdo de origen norteamericano

Lo impulsa el bloque de Respeto por la apertura de la importación de Estados Unidos. Es para evitar el riesgo sanitario y la competencia desleal. Quieren que todos los productos extranjeros estén rotulados

A través de un proyecto de ordenanza presentado por el bloque del partido Respeto, se busca crear una regulación sobre el ingreso de carne de cerdo a la ciudad. En particular, la propuesta apunta a impedir que entren productos cárnicos porcinos desde Estados Unidos, dado que aquel país tiene una enfermedad que no existe en la Argentina, y esto supone un riesgo para la salud pública y la sanidad de los animales. Por otro lado, consideran que la carne importada debe estar debidamente rotulada e identificada. También quieren proteger a los productores locales, dado que los cortes importados se comercializan a precios considerablemente más bajos.  

El proyecto de ordenanza, que fue presentado el miércoles pasado en el Concejo Deliberante, busca regular la comercialización de la carne porcina que ingresa a Río Cuarto desde el extranjero.

“Esta propuesta tiene dos ejes fundamentales. Por un lado, debido al acuerdo del gobierno nacional que permite el ingreso de carne de cerdo de Estados Unidos, después de 26 años, porque aquel país estaba infectado con el síndrome reproductivo respiratorio porcino”, explicó Martín Sosa, asesor del bloque de Respeto y autor del proyecto. 

Según detalló Sosa, hasta el día de hoy, Estados Unidos no se encuentra libre de esa enfermedad, por lo que introducir carne porcina a la ciudad implica un riesgo para la salud pública y para la sanidad de los animales locales. 



Minimizar el impacto



Por otro lado, señaló que quieren evitar que la comercialización de productos importados impacte negativamente sobre los productores de cerdos de Río Cuarto. 

En este sentido, Sosa detalló que la carne porcina importada se comercializaría a 17 pesos el kilo, mientras que los productores locales, equipados con la mejor tecnología, no pueden venderlo a menos de 25 pesos el kilo. 

“Esto significaría una competencia de precios desleal y afectaría profundamente a los productores”, señaló el asesor del bloque de Respeto.

En cuanto al núcleo del proyecto, explicó: “Lo que pretendemos es prohibir el ingreso de carne porcina de países donde se encuentra esta enfermedad. Y a aquellos envíos que lleguen de países libres de este síndrome, pero con el correspondiente etiquetado en góndola, de modo que el consumidor sepa lo que está comprando”. 

Además, proponen que, cuando se trate de carne que ingresa desde un país no endémico, el producto esté claramente identificado. 

Consultado sobre la viabilidad de la iniciativa, Sosa aseguró que el Municipio tiene la potestad de control sobre todo lo que se comercializa dentro de la ciudad. 

“No queremos entrar en contradicción con las políticas del gobierno nacional, que está permitiendo el ingreso de mercadería extranjera. Pero nosotros entendemos que tiene que ser regularizada”, señaló Martín Sosa. 



Consumidor informado



Por otra parte, indicó que el consumidor tiene que estar debidamente informado sobre el origen del producto que compra. “Cuando la carne viene de otro país, llega con una larga cadena de frío, y por lo tanto debe consumirse a los dos o tres días de llegar a nuestro país y de que fue puesta en góndola”, dijo. 

El control del Edecom



“Muchas veces, lo que ocurre es que el producto cárnico es fraccionado una vez que llega al país, y la etiqueta indica -dado que la última manufactura se hizo en nuestro país- que es de industria nacional. Sin embargo, esto es algo falaz, porque sólo se la fracciona aquí. Dentro de la ordenanza establecemos que, en estos casos, se debe dejar en claro el país de origen y el proceso que tuvo de fraccionamiento”, agregó el asesor del bloque del partido Respeto. 

Por último, sostuvo que el organismo de aplicación encargado de fiscalizar el ingreso de la carne porcina “es el Edecom, que tiene áreas específicas de zoonosis y de bromatología que se ocupan de controlar el ingreso de todo producto alimenticio”.