Arquitectura |

Camas infantiles para aprovechar al máximo los espacios del dormitorio

Pensar el interior del dormitorio de los más pequeños es un verdadero desafío, fundamentalmente por la multiplicidad de actividades que ese ambiente del hogar concentra. No sólo será el lugar para el descanso, sino que allí también jugarán, guardarán su ropa y sus juguetes (que con el paso de los años también se multiplican), lo elegirán para estudiar, ver sus series o programas favoritos y hasta reunirse con amigos.

Todas esas actividades en un espacio de pequeñas dimensiones muchas veces se torna difícil de resolver al momento de equiparlo, por lo que conocer qué elementos pueden ser de ayuda al momento de intervenirlo puede ser una solución. Y existen en el mercado distintos mobiliarios multifunción que se convertirán en aliados a la hora de intentar aprovechar al máximo cada centímetro del dormitorio infantil que a continuación repasaremos para conocer su potencial.

La cama es el componente que quizá mayor superficie ocupa dentro de la habitación y una correcta elección permitirá aprovechar los espacios. Si se trata de un dormitorio compartido, serán más de una las camas que llenarán el dormitorio por lo que encontrar la alternativa adecuada será una decisión clave.

Plegables

Si bien culturalmente no se encuentran incorporadas, las camas plegables pueden ser una opción que brinde eficiencia en el uso de espacios. Permiten reubicarlas contra la pared fuera de los horarios de descanso y liberar una amplia zona para jugar durante el día. Existen modelos de distintos tipos: de una o dos camas y, generalmente, se integran en programas modulares que permiten realizar composiciones combinadas con armarios, y bibliotecas.

Camas altas

Las camas altas constituyen una excelente estrategia al momento de despejar espacios en una habitación de dimensiones reducidas. Las hay de muchos tipos, para adaptarse a todos los espacios, estilos y necesidades. Generalmente, el espacio que se libera por debajo puede ser utilizado como zona de estudio, ubicando una silla plegable y una superficie de mesa, y complementar con un armario para terminar de optimizar el uso.

De media altura

Otra alternativa está representada por la cama de media altura, que ofrece casi un metro de profundidad como espacio de almacenaje extra. Para aprovecharla al máximo, conviene elegir diseños con cajones de extracción total y sistemas de cierre amortiguado. También es recomendable considerar complementos tan prácticos como las mesas extraíbles que pueden ayudarnos a integrar, por ejemplo, un escritorio. Estos muebles pueden servir asimismo para albergar una cama extra tipo marinera, que son perfectas para habitaciones compartidas o para cuando se quedan amigos a dormir.

Temáticas

Una temática podrá sumar una función lúdica al mobiliario necesario para el descanso de nuestros hijos. En habitaciones donde el espacio físico sea realmente una condicionante, se puede pensar en esa doble función donde la cama se convierta en “el castillo” o el “cuartel de bomberos” que les permita a los niños dejar volar la imaginación en sus horas de recreación.

Por último, es importante agregar que la forma más efectiva de aprovechar hasta el último rincón de un espacio es mediante un equipamiento hecho a medida. De ese modo, se puede dar utilidad a huecos difíciles o irregulares con elementos que encajen perfectamente.