Espectáculos camerata-arsis | cine |

Volver dando la talla

En un concierto dominado por la interpretación de la exigente "Mass", misa-jazz de Steve Dobrogosz, la Camerata Vocal Arsis demostró que los grados de separación no le han afectado. Además, cine para hoy en el Favio.

Ricardo Sánchez. Especial para Puntal

La Camerata Vocal Arsis volvió a pleno, ante el público tras el sufrido aislamiento, con un plato fuerte. Nada de empezar con un repertorio livianito, como parecía lógico después de tanto tiempo de tomar distancia y de ejercitar a lo lejos las ganas de cantar sin poder ejercitar esa pasión por reunirse, común a los coros por impronta artística y por necesidad emocional.

El elenco dirigido por Juan Ignacio Noroña, fiel a su determinación y a su estilo, eligió para este retorno un repertorio especialmente diseñado para ser cantado en iglesias (cuatro de la ciudad fueron en escenario), en un concierto que antes del tema principal del repertorio se permitió el desarrollo de un abreboca delicado, climático desarrollo de tres piezas cortas.

Es decir que recién se introdujo en la parte medular del programa tras cantar “Peace”, una obra delicadísima pieza breve del compositor sueco Martin ºAsander y dos piezas de Chris Martin entresacadas y adaptadas del repertorio de “Coldplay”, en la que destaca la bella la versión coral de When I Need A Friend", que el elenco había editado por las redes a fines del año pasado.

La obra

La obra nuclear, “Mass”, compuesta por el estadounidense/sueco Steve Dobrogosz, es una misa escrita para coro mixto, piano y formación de cuerdas, partiendo de la reproducción de los movimientos que siguen la estructura tradicional y que se conoce como “Misa Jazz” puesto que se construye a partir de esquemas armónicos que expresan las libertades del género en ese aspecto.

Con la ajustada participación del elenco musical integrado por Franco Berrotarán (piano), Diego Seitz y Mercedes Guevara (violines I y II), Aldo Corneli (viola), Valeria Milioto (violonchelo) y Ezequiel Ghibaudo (contrabajo), el elenco consiguió adentrarse en espíritu de una obra equilibrada en sus segmentos diferenciados por los momentos de la celebración.

La particularidad de “Mass” es que se trata de una pieza sutilmente descentrada de la tradición, a la que responde pero que revisa desde la perspectiva de la composición de un pianista de jazz que despliega su creativida en formas armónicas muy exigentes, tanto para el ensamble vocal como para en conjunto instrumental, dominado por el piano.

arsis2.jpg

Esto es que aborda los textos estructurales de la misa pero los desarrolla con un tratamiento novedoso, que incluso por detrás de la familiaridad de la acentuación recitativa de la misa católica, se permite inclusive la introducción de elementos del pop hasta configurar una obra tan fresca y original, como difícil de abordar porque incluye también una sutil inventiva melódica.

El perfil enérgico que desarrolla la masa coral en los dos movimientos iniciales, Introito/Kyrie, se atempera en el Gloria, cuando el coro oscila entre tramos a capella y otros en los que dialoga con el piano, se hace sonoridad expansiva en el Credo, se explaya en la perspectiva jazzística del autor en el Sanctus, para cerrar ‘diminuendo’, en el Agnus Dei.

Desafiante sin excesos, exigente para el desarrollo de ese entramado sutilmente discordante de la tradición más clásica, “Mass” le permitió demostrar a la Camerata Vocal Arsis que el tiempo desandado no ha borrado su ánimo de trabajar sobre un repertorio cuya contemporaneidad no sólo interpela al oyente, sino que azuza a una formación que siempre da la talla.

PARA VER

EL HIJO ÚNICO.- Esta noche a las 20hs. en el Centro Cultural Leonardo Favio y en la continuidad del Cineclub Al Filo se proyecta la película dirigida por Yasujirô Ozu (Japón, 1936)

hijounicook.jpg

Sinopssi: Una campesina se esfuerza al máximo para que su hijo pueda recibir en Tokio una buena educación. Algunos años después, lo va a visitar, dando por supuesto que será feliz y tendrá una buena posición social. Pero, nada más llegar, se encuentra con la triste realidad: su hijo, que está casado, es profesor de la escuela nocturna y vive sumido en la miseria. Entrada libre y gratuita.