Policiales | Cañuelas | Rodolfo Sánchez | Alex Campo

Acusado de atropellar y matar a un menor que cazaba declaró que no lo vio

Rodolfo Sánchez (57) está preso tras embestir con una camioneta Dodge Ram a un adolescente de 16 años que había ingresado a su campo.

El productor rural detenido por haber atropellado y matado con una camioneta a un adolescente que había ingresado a su campo de la ciudad bonaerense de Cañuelas el domingo último, aseguró hoy en su indagatoria ante la Justicia que no vio a la víctima y que se le cruzó "en forma imprevista" en su camino.

Fuentes judiciales informaron a Télam que Rodolfo Sánchez (57) continuará detenido por el crimen de Alex Campo (16) tras ser indagado por la fiscal de Cañuelas Norma Pippo por el delito de "homicidio calificado por alevosía", el cual prevé como pena en un futuro juicio oral la prisión perpetua.

El hombre explicó a la fiscal que momentos previos al hecho observó a dos personas que se hallaban robando unos terneros y que, por ese motivo, salió a perseguirlos con su camioneta e imprevistamente se cruzó con Campo y lo atropelló.

sanchez cañuelas.jpg
Rodolfo Sánchez quedó imputado de "homicidio calificado por alevosía".

Rodolfo Sánchez quedó imputado de "homicidio calificado por alevosía".

La versión que aportó ante la fiscal se contradice con la declaración que realizaron los amigos de la víctima que también se hallaban en el momento del hecho, por lo que el hombre permanecerá detenido.

El caso generó un fuerte repudio por parte de la sociedad local y provocó la reacción del ministro del Interior de la Nación, Eduardo "Wado" de Pedro, quien pidió que el acusado sea condenado "por este crimen cargado de odio" y que eso "sirva para reflexionar".

En su cuenta de Twitter: el ministro afirmó que "Alex tenía 16 años, era de Cañuelas y había salido a cazar con una gomera. Rodolfo Sánchez, dueño del campo lo persiguió, lo atropelló y lo mató. Que el peso de la condena por este crimen cargado de odio, sirva para reflexionar y seguir luchando por una Argentina igualitaria".

Wado de Pedro on Twitter

En tanto, Noelia Campo, tía de la víctima, dijo esta tarde en diálogo con el canal de noticias C5N que instantes después del hecho, su sobrino "estaba con vida" y "los otros dos chicos le preguntaron si estaba bien, él les dijo que sí y después se durmió".

"Los familiares le pedían a Sánchez que llevara a Alex al hospital, pero él sólo les dijo que sacaran el cuerpo de ahí, nunca llamó a una ambulancia y cuando llamó a la Policía se atajó diciendo que le habían entrado a robar, cuando el campo está totalmente vacío, no hay nada que los chicos pudieran llevarse", agregó.

En relación a ese momento, uno de los hermanos de Alex contó que, al llegar al campo, el acusado "estaba haciendo círculos con la camioneta por todos lados" y que otro familiar "se quedó en el medio de la tranquera para que no se fuera".

Fue a cazar para comer y lo mataron: hablan los familiares del joven asesinado

"Cuando me acerqué vino la Policía, les pedí que me ayudaran y el tipo se acercó y en vez de pedir que ayudaran a mi hermano, dijo 'ahí está tirado el chorro'", relató.

Además, comentó que uno de los amigos que se encontraba con el adolescente "quedó traumado después del suceso" y que el otro "no quiere hablar ante el temor de que el hombre le haga algo".

"Alex era tranquilo, no hay nadie que hablara mal de él, todo Cañuelas sabe cómo era, no se drogaba ni robaba, no tenía mala junta", agregó Noelia, y concluyó: "No nos merecemos esto, queremos justicia y que pague, que no salga más".

Cómo fue el hecho

El hecho ocurrió el domingo a la mañana, en un campo ubicado en el kilómetro 72,500 de la ruta 205, a la altura del barrio Guzzetti de Cañuelas, propiedad de Sánchez y cerca de donde residía Campo, que había ido a cazar liebres junto a dos amigos, de acuerdo a sus relatos.

De acuerdo con los primeros peritajes, el adolescente murió en el lugar a raíz de los politraumatismos sufridos, principalmente en el cráneo, tras ser embestido por la camioneta Dodge Ram 4x4 del acusado, que será peritada durante los próximos días para establecer a qué velocidad se desplazaba al momento del impacto.

Los testigos presenciales coincidieron en la mecánica del hecho, mientras que los familiares refirieron que el acusado manifestó antes de ser retirado por la Policía que el chico "bien muerto está, porque estaba robando".

Ante este comentario, algunos de los presentes quisieron agredirlo, por lo que los efectivos se lo llevaron del lugar, tras lo cual permanece alojado en la Comando de Prevención Rural (CPR) de Cañuelas.