Arquitectura | casa | espacios | juguetes

Casa con niños, casa en orden

Mantener el orden y la seguridad en casa cuando tenemos hijos es todo un desafío. Para ello debés implementar ciertos cambios en tu decoración para lograrlo.

Mantener el orden y la limpieza en una casa donde se convive con niños puede parecer un reto, difícil, pero no imposible. Muchos espacios deben adaptarse a ellos para lograr una convivencia en la que cada miembro familiar se sienta a gusto.

Si bien desde pequeños debemos enseñarles la importancia de la organización y el orden en la convivencia familiar, no dejan de ser niños que solo quieren jugar y ese proceso puede resultar un poco desordenado.

Decorar con lo justo y necesario - Imagen Pinterest.jpg

Lo importante es no sentirse esclavo del orden, hacerlos partícipes de las tareas de organización de la casa para que aprendan sin que sea de manera forzada.

Estos pequeños trucos pueden ayudarte a que esta tarea se dé en forma colaborativa y en la sistematización de actividades se facilite tu rutina de orden. La arquitectura y el interiorismo en este caso se pueden convertir en tus aliados.

Zonificación de los espacios

Los niños y los juguetes son dos factores a considerar. Designar un espacio de juego específico para tus pequeños es una excelente manera de consolidar el inevitable desastre de los juguetes. Ya sea en un espacio de uso común como el living, la cocina o el comedor, elegí una alfombra o una manta más grande para diseñar un área acogedora, que delimite la zona de juego y que les resulte llamativa a ellos.

Sector de juego zonificado con carpa tipi - Imagen Pinterest.jpg

A su altura

El uso funcional del espacio es fundamental, especialmente para los más pequeños, creando espacios de organización, estanterías y armarios a su alcance será más fácil que participen en la organización de su propio espacio. Desde estantes o cajones de fácil acceso, podés mantener el orden y dejar a su alcance aquellos juguetes que más utilicen.

Todo contenido

Usá cajas, decoradas con colores o dibujos que llamen la atención de tus hijos. Destiná una caja para cada uso, lápices para pintar, bloques para armar, muñecos, etc. Cuando los pequeños aprendan que cada objeto tiene su lugar, será más fácil para ellos ser autónomos a la hora de ordenar. Inclusive se puede ver como un juego, en el que la misión es guardar cada cosa en su lugar.

La llegada de un niño a nuestro hogar nos hace pensar en lo importante que es organizar los espacios y adaptarlos a él. La llegada de un niño a nuestro hogar nos hace pensar en lo importante que es organizar los espacios y adaptarlos a él.

Con este mismo criterio, podés incorporar cestos, de tela, de mimbre, o del material que mejor combine con el estilo de tus espacios para que este nuevo rincón se camufle con el resto de la decoración. Si la zona de juegos coincide con otro espacio de la casa, por ejemplo, el estar, tener un cesto de juguetes va a facilitar la tarea de organizar todo cuando el momento de juego haya terminado.

Las paredes también son aliadas

Los organizadores de pared son una muy buena opción cuando de ganar espacio se trata. Y lo mismo sucede con los percheros, instalar uno (o varios) aumentará las posibilidades de que cuelguen sus abrigos, mochilas y demás objetos. Aunque, eso sí, como decíamos antes, tendrán que estar a su altura para lograr la autonomía.

Estantes, cajas, cestos, son elementos que te ayudarán a mantener cda cosa en su lugar - Imagen Pinterest.jpg

Decir NO a los excesivos adornos

Gracias al boom generado por el método Montessori, sabemos que el exceso de estímulos visuales hace que los niños se distraigan con mayor facilidad. Por ende, la recomendación es decorar con lo justo y necesario. Cuando de niños se trata, intentemos que todos los elementos tengan un uso y función, no recargués sus espacios con adornos excesivos. En este caso, menos es más.

Adaptá tu casa

Las puertas para escaleras cuando vivís en una casa con dos plantas y tenés un bebé o niños pequeños son imprescindibles. Son una herramienta muy práctica también para delimitar determinadas habitaciones al niño para que se mantenga seguro y fuera de peligro.

Hay muchas opciones de barreras de seguridad en el mercado y la mayoría se coloca fácilmente; muchas, incluso, sin necesidad de perforaciones.

Otros cuidados que deberás incluir para adaptar tu hogar a los niños son esquineras de protección para muebles puntiagudos, tapá los enchufes que les queden a su altura con tapas de plástico y asegurate de que no puedan abrir armarios, cajones o puertas que puedan ser un peligro para ellos.

POR: ARQ. ANTONELA VARRONI - Mat. 1-11936