Regionales | Champaquí | Villa Yacanto |

Champaquí: los riesgos del ascenso sin conocimientos de montaña

En lo que va del año, unas 13 personas se extraviaron en el cerro. Guías habilitados coinciden en que los turistas "se confían" y pierden de vista la dificultad que tienen estas excursiones

Esta temporada de verano, en coincidencia con la apertura del turismo tras el aislamiento, las salidas de turismo alternativo con trekking a distintos cerros de Córdoba se convirtieron en un boom. Así, la cumbre más alta de la provincia, el Champaquí, ha sido uno de los lugares más visitados. Con ello más de una decena de turistas se extraviaron durante enero. Muchos, confiados que llegaron casi al pico por el camino de Los Linderos en auto, decidieron a ascender a pie, desconociendo completamente el terreno. Otros depositaron su fe en aplicaciones de celular para orientarse, que resultaron inadecuadas para utilizar en montaña.

“En lo que va de 2021 tuvimos unas 13 personas extraviadas, no hablamos de pérdida porque afortunadamente no hubo que lamentar víctimas pero sí hubo grandes despliegues para los rescates que demandaron muchísimos recursos. La gente se confía porque llega muy alto en auto y sube, hace cumbre y después para la vuelta se desorienta”, aseguró a Puntal, Adrián Martínez, prestador de turismo alternativo y bombero del cuartel de Villa Yacanto.

Cabe recordar que la semana pasada más de 50 bomberos de la región participaron en la búsqueda de tres hombres de Buenos Aires, y uno de ellos incluso demandó la utilización de un helicóptero, debido a que estaba herido. Esta situación generó malestar y la Fiscalía de Instrucción de Río Tercero investiga si esta última persona cometió “negligencia” y se le deberá aplicar la ley de cobro de rescate, ya que se movilizó del lugar asignado para su asistencia y extracción.

Cambios constantes

Martínez advirtió que en “el techo de Córdoba”, el clima “es muy cambiante y si baja la nube cuando estás arriba, la visibilidad es nula”.

Sostuvo que el promedio de extravíos por temporada en el cerro es de 100 personas. No obstante, admitió que este verano ha sido atípico, con un récord de visitantes que no es común, ya que el pico siempre se produce entre septiembre y octubre.

“Creo que esto de la pandemia y estar encerrados tanto tiempo contribuyeron con que la gente quiera hacer este tipo de actividad al aire libre. Pero hay que tomar recaudos y más si no se conoce la montaña. La recomendación es que al menos las primeras veces vayan con un guía”, señaló.

Por su parte, Hernán Casasnovas, guía de montaña habilitado y propietario de una empresa de turismo alternativo, advirtió que “es una actividad que se va poniendo de moda y van surgiendo muchos grupos en las redes sociales que alientan a hacer esto sin ser conscientes del peligro que hay en determinados lugares”. “No es lo mismo subir el cerro de La Cruz en Carlos Paz, que es un sendero de 40 minutos a hacer caminatas de un día, o de tres como es el camino al Champaquí (Puesto Tres Árboles, Villa Alpina) que tiene unos niveles de dificultad que superan lo que pueda conocer una persona que no se dedica a esto”, expuso.

En este sentido, recomendó a los visitantes que en un trekking de dificultad “mediana o alta se evite ir solo”. “No quiere decir que todas las personas tengan que ir con guía, porque hay muchos que se dedican a la actividad del montañismo y tienen conocimientos, están experimentados. Pero se trata de personas que lo hacen por su cuenta y no que llevan a un grupo de gente”, explicitó.

Destacó la importancia de tener elementos de comunicación como un handy cuando se realiza la actividad de caminatas serranas y las frecuencias de los principales servicios de emergencia, que puedan asistir ante cualquier eventualidad.

Aplicaciones engañosas

Por su parte, la prestadora de turismo alternativo de una empresa riocuartense, Verónica Olivo, recalcó que muchos turistas utilizan app de celulares con GPS, que no están preparadas para orientarse en lugares sin señal, en terrenos que pueden tener quebradas y ciertos accidentes geográficos, o cuando ocurren crecidas de ríos. “Una aplicación te marca una senda y nada más. El teléfono no te va a avisar si se está por venir una tormenta. No te va a sacar si se crece un arroyo o río. Por eso la importancia de ir a un lugar que no se conoce con un guía, que sabe cada cuánto tiempo vas a tener agua para juntar e hidratarte, y no sólo porque te va a marcar el camino para llegar a la cumbre, sino que sabe de primeros auxilios y tiene muchos conocimientos sobre el terreno”, recalcó.

En tanto, se refirió a la importancia de que menores de 6 años no participen de estas excursiones. “Los niños todavía tienen un ritmo cardíaco mucho más acelerado que los adultos. Si uno le impone un esfuerzo de este tipo, en esas condiciones, puede dañar su corazón para el resto de su vida, por una imprudencia”, subrayó.