Río Cuarto | ciudad | taxi | natali

El gobierno dijo que, merced al monitoreo, se pudo detener al taxi que activó el protocolo

"Esto habla a las claras de la importancia de los controles", dijo el secretario Natali.

El gobierno local dijo ayer que, merced a los controles que se implementaron en la ciudad de Río Cuarto, se pudo interceptar al taxi procedente de Buenos Aires que activó el protocolo de Covid-19.

Dicho taxi fue detectado en el microcentro de la ciudad con pasajeros de Santa Fe e inmeditamente fue derivado al puesto sanitario de la ruta 36 para su control.

Una vez que se constató que ni el chofer ni los ocupantes tenían coronavirus se los trasladó hasta la intersección de las rutas 8 y A005 para que siguieran viaje.

En diálogo con Puntal, el secretario de Control, Guillermo Natali, dijo que el taxi había pasado por el puesto de la ruta 158, con permiso de circulación, para continuar su viaje por el anillo de circunvalación. Sin embargo, no se sabe por qué razones, entró a la ciudad.

Ya al frente de la Plaza Roca fue demorado por personal del Edecom y la Policía y derivado para hacer los controles sanitarios de rigor.

Natali expresó que luego el citado vehículo fue escoltado hasta la intersección de la 8 y la A005.

Según se supo, el taxi trasladaba a personas que supuestamente iban a trabajar a la localidad de San Basilio.

Sin embargo, desde dicha municipalidad se negó que esos pasajeros trabajen en esa localidad y también de que vivan allí.

“Esto de lo que habla es de la importancia y multiplicidad de controles existentes. No solamente se están controlando los accesos al Gran Río Cuarto sino también dentro de la ciudad”, puntualizó el secretario Natali.

Y agregó a continuación: “Queremos llevar tranquilidad a los vecinos de la ciudad de que estamos poniendo todos los esfuerzos para controlar de la mejor manera posible para que no tengamos inconvenientes”.