Nacionales | Clases | regreso | alumnos

Minimizan la deserción escolar y prevén "un regreso masivo a las aulas" en 2021

Aunque dijo que "en la mitad del país hay instancias de clases presenciales", sólo un 2% de los alumnos asiste.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, señaló ayer que “no se detecta” una deserción extendida de alumnos del sistema educativo y sostuvo que en el Gobierno proyectan "un regreso masivo a las aulas" en 2021, al tiempo que destacó que actualmente hay "poco más del 2 por ciento" de los alumnos de todo el país que tienen instancias de clases presenciales.

"Hemos generado los protocolos y una guía epidemiológica que promueve el regreso a la presencialidad, y estamos tratando de impulsarlo en las distintas jurisdicciones para lograr la mayor presencialidad cuando termine este año y proyectar de cara a 2021 un regreso masivo a las aulas según la realidad epidemiológica", sostuvo el funcionario nacional.

En diálogo con "Alguien tiene que decirlo", el programa que conduce Eduardo Feinmann en Radio Rivadavia, el integrante del Gabinete remarcó que "en la mitad de la Argentina hay instancias de clases presenciales".

Según dijo, "se estima que poco más del 2 por ciento" de los alumnos de todo el país está asistiendo a las aulas en este momento.

"Sería saludable que se pueda acelerar la marcha y que haya cada vez mayor cantidad de chicos, siempre cumpliendo los protocolos", remarcó el titular de la cartera educativa, quien subrayó que las provincias tienen "todas las herramientas para regresar a la presencialidad" cuando lo permita la situación epidemiológica en cada jurisdicción.

Al respecto, afirmó: "En todos los niveles educativos entre alumnos y docentes implica la movilización de 15 millones de personas".

El ministro de Educación afirmó que "no se detecta un abandono masivo" de alumnos, aunque reconoció que "el impacto educativo en cuanto a los aprendizajes es profundo".

"Todo lo que queda pendiente este año, los chicos lo transitarán en el que viene", agregó el funcionario nacional.

Todo listo

Trotta confirmó que desde su área está "todo listo para que en el 2021 la presencialidad en las escuelas sea la regla", con distanciamiento y protocolos debido a la pandemia de coronavirus, y aseguró que más de 250 mil alumnos ya regresaron a las aulas en todo el país, pero aclaró que eso "no implica retomar las clases como eran antes" del inicio de la pandemia de coronavirus.

El ministro refirió la experiencia de países europeos y mencionó el caso de Francia, donde "en las universidades no hay clases presenciales, pero en los liceos realizan un día en la escuela y un día en el hogar para sostener el distanciamiento y no saturar los medios de transporte".

En la Argentina, "hoy, la mitad de las provincias tiene clases presenciales de alguna forma, principalmente los últimos grados del primario y secundario", detalló, y explicó que corresponde a cada jurisdicción desplegar la estrategia de vuelta a las clases presenciales "cumpliendo los protocolos que permiten ese regreso".

Trotta estimó luego, en diálogo con Radio Rivadavia, que esta semana "más de un 2% del total de los alumnos del país, que son aproximadamente 2 millones y medio, regresaron a las aulas de forma presencial" y consideró que "el impacto de la pandemia es tremendo en términos generales".

"No detectamos un abandono escolar masivo, pero el impacto educativo es profundo. Por eso tenemos que avanzar en un regreso (a clases presenciales) lo más masivo posible de cara a marzo de 2021, cuando auguramos un horizonte positivo, porque los especialistas planean que la Argentina va a estar en un proceso de vacunación", aseveró el jefe de la cartera educativa.

Luego recordó que desde su Ministerio planearon "la reorganización pedagógica" con la comunidad educativa para permitir que los contenidos que no se pudieron dar este año, "puedan ser retomados en el ciclo 2021".

Pese a las dificultades que ocasionó la pandemia, el ministro destacó que en la Argentina se encauzó "un esquema de la continuidad pedagógica y la promoción del regreso a la actividad educativa de forma presencial", con la confección de los protocolos -en julio pasado- y una guía epidemiológica "para incentivar el regreso a la presencialidad".