Salud | Clínica Regional del Sud | arritmia | Cardiología

Arritmias, un síntoma del que hay que ocuparse

Desde Clínica Regional del Sud, brindan información sobre arritmias o lo que el paciente describe como palpitaciones. La palabra de un especialista miembro de la institución

El Dr. Alfredo Cagnolatti, cardiólogo (MP 15380 – ME 6012) y especialista en arritmias, pertenece al grupo de profesionales de la salud de Clínica Regional del Sud y en esta nota describe lo que le pasa al paciente cuando tiene estas sensaciones, pero además qué pruebas están al alcance de los médico y qué tratamientos son los más adecuados.

“El paciente cuando consulta al especialista en arritmias, lo hace por palpitaciones. Se trata de un término bastante generalizado y es la interpretación de cada paciente que refiere el mismo síntoma, se corresponde a patologías intrínsecas del corazón que son totalmente disimiles”, comenzó explicando Cagnolatti.

Además agregó que cuando los especialistas preguntan por lo que siente el paciente, “algunos lo describen como saltitos en el corazón, otros perciben la palpitación como un adelantamiento del ritmo; una pausa o un salto y luego vuelven a no sentir nada. Otros sienten que se ‘desboca’ el corazón, ese es otro término bastante común en la consulta y corresponde a la taquicardia, como cuando el paciente anda en bicicleta y el corazón se acelera y uno lo puede percibir a ese aceleramiento, pero acá el paciente lo percibe cuando no está haciendo ninguna actividad que lo justifique y lo puede referir como palpitación”.

Otra situación descripta es cuando “el paciente está en reposo, en la cama, al estar acostado y si toma una posición lateral izquierda, es decir se apoya sobre el lado del corazón para dormir, el corazón se aproxima a la caja torácica y hay más sensibilidad de percibir los latidos cardíacos y son latidos normales, pero el paciente consulta porque se da cuenta que los siente y es simplemente el latir regular y normal del corazón”.

¿Cuáles son los primeros estudios ante estas situaciones?

_En este contexto, contamos con estudios complementarios, como por ejemplo, un electrocardiograma. Se trata de un registro que dura muy poquito pero que nos brinda datos. También tenemos a disposición la prueba de esfuerzo, que es la ergometría donde uno le exige al corazón, con la bicicleta cada vez más pesada, y eso le pide al corazón más frecuencia, más latidos, y como todo motor, al exigirlo tiene una demanda y vemos si está preparado para cumplir con esa demanda con oxígeno. Con esta simple prueba se puede diagnosticar una arritmia por insuficiencia coronaria, es decir el corazón está pidiendo oxígeno y el oxígeno no llega.

¿Qué podemos decir respecto de tratamientos?

_Los tratamientos definitivos pueden ser invasivos con catéter, cuando uno considera que necesariamente la arritmia hay que sacarla porque corre peligro la vida del paciente. Ahora bien, cuando esos tratamientos son insuficientes, contamos con pequeños aparatos, parecidos a los marcapasos, que son los desfibrilador cardioversor implantable (DCI o CDI en inglés) que descargan energía eléctrica cuando el aparato detecta esa arritmia y la identifica con patrones que uno le da a través de la computadora. Cuando lo que percibe entra dentro del protocolo de diagnóstico de la arritmia, el aparato emite como un choque eléctrico interno, porque se hace a través de un cable posicionado dentro del corazón, y ese choque puede sacarlo al paciente de la arritmia. Además tiene un back up, elimina la arritmia pero queda atento a que el corazón siga marchando normal.

¿Qué otra tecnología está disponible en instancias como esta?

_El Loop Recorder es otro pequeño dispositivo que permite grabar la actividad del corazón por meses, los pacientes consultan por algún síntoma que uno no puede encontrar en los estudios habituales, entonces este aparato que se coloca en el consultorio mismo con anestesia local, se inserta debajo de la piel y queda por meses hasta que el paciente se da cuenta que tuvo el síntoma. Una vez eso sucede, concurre nuevamente a la consulta, se extrae el dispositivo también muy fácilmente, en consultorio, y se procesa en una computadora lo que el dispositivo registró, allí podemos ver detalladamente qué paso cuando el paciente tuvo el síntoma señalado.