Arquitectura | color | viviendas | entorno

¿Cómo es el proceso de definición del color en viviendas sociales?

Una experiencia conjunta entre el Ministerio de Empleo de la Provincia y la FAUD, de la UNC, muestra la importancia de conocer la idiosincrasia y el entorno de un sector urbano al momento de aplicar color

Definir los colores de nuestra propia casa puede estar supeditado a los gustos e intereses personales de la familia o de quien encomienda la obra. Pero pensar las tonalidades que darán identidad a un conjunto de viviendas sociales implica poner en juego ciertas variables que darán sentido de pertenencia a quienes las habiten y al entorno urbano del sector donde se materialice.

Una experiencia conjunta desarrollada a través de un convenio entre el Ministerio de Empleo y Economía Familiar de la Provincia y la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño (FAUD) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) muestra la importancia que tiene conocer el entorno y la idiosincrasia de cada sector urbano antes de determinar la paleta de colores que marcará la identidad del conjunto.

V Sociales 1.jpg

Dicho proceso fue coordinado entre las investigadoras del Instituto del Color de la FAUD y docentes de la cátedra Morfología 3, arquitectas María Marta Mariconde, María Inés Girelli y Sara Kenny, quien a la vez pertenece a la Secretaría de Desarrollo Territorial y Hábitat del mencionado ministerio.

Junto con estudiantes universitarios, se encomendaron a la tarea de definir los colores para el flamante conjunto de viviendas del barrio San Javier, en la capital provincial.

El proceso

En diálogo con Puntal ADC, Mariconde explica que más de 60 estudiantes participaron (algunos en grupo, otros de forma individual) del taller cuyo fin se orientaba a determinar la paleta de colores para los nuevo modelos de viviendas sociales del gobierno provincial.

Dijo que el primer paso fue compartir una presentación de la conferencista chilena Elisa Cordero Jahr, quien es magíster en Diseño Gráfico y especialista en la materia, ya que preside la Asociación Chilena del Color, y que disertó de manera virtual sobre “Color y vivienda social”.

V Sociales 2.jpg

En segundo lugar se realizó un trabajo de taller en la misma Facultad de Arquitectura, en donde docentes y estudiantes abordaron el tema-problema ya desde la órbita del barrio donde se iba a intervenir con la paleta de colores.

Se analizó la planta de la tipología y la tira de fachada a modo de conjunto y, tras una presentación que hiciera la arquitecta Sara Kenny dando cuenta de los pormenores que caracterizan a ese barrio de la capital provincial, fue que después recién se empezó a pensar en la definición del color.

“La arquitecta Kenny hizo una minuciosa descripción del barrio, del sector, del entorno y del color ambiental. Y a partir de allí es que tenían que proponer la paleta más adecuada para trabajar”, señaló Mariconde.

V Sociales PRINCIPAL.jpg

Luego del trabajo del taller se formalizó la entrega digital por parte de los estudiantes participantes y de esa socialización se seleccionó la propuesta que más se ajustaba a lo que el ministerio provincial requería.

“Desde el Instituto del Color empezamos a trabajar con el ajuste de paleta. Nos reunimos con la estudiante que propuso la paleta seleccionada, que resultó ser la alumna María Paz López Sivilat, y trabajamos el esquema cromático para transferirlo a la carta cromática comercial de la empresa que sería la que iba a proveer la pintura a la constructora que materializa los prototipos”, precisa la docente.

V Sociales.jpg

Y agrega: “Simultáneamente, se ajustaron las paletas con respecto a relaciones e interacciones de fachadas, siempre considerando no solo la unidad de cada vivienda sino la lectura del conjunto de fachada continua en diálogo con ese entorno y con el contexto, tal como lo había planteado la estudiante pero siempre tratando de ajustar los tonos, las saturaciones, las armonías y los contrastes para poder tener una lectura más clara dentro de esa aplicación cromática”.

Para la profesional, en toda intervención urbana del color la intención es trabajar con algunos aspectos que hacen a la orientación, al sentido de lugar y a reconocer lo propio dentro de ese entorno urbano. Es decir que en intervenciones de color a escala urbana lo que se intenta es que el vecino reconozca lo que es propio, pero dentro de lo común, que es la ciudad.

V Sociales 4.jpg

“Lo importante es que tenga sentido de pertenencia, sentido de lugar, pero que a su vez forme parte de un entorno cromatizado en función de determinadas relaciones que uno busca despertar”, explica.

Ajustes

Cada instancia del proceso demandó la necesidad de realizar ajustes de paleta, algo necesario para mantener el espíritu de la propuesta inicial en el contexto correspondiente.

“Los ajustes de paleta in situ siempre son necesarios porque uno trabaja primero con una lectura digital de una propuesta que se trabajó de manera presencial con tintas, acrílicos y acuarela. Después se trabaja en digital con colores luz, se ve en la pantalla y el color va variando en su percepción, en sus relaciones”, comenta.

V Sociales 3.jpg

Y agrega: “A su vez, en el momento de transferir en este caso esos colores al taco de una empresa, se ven de una manera pero después hay que hacerlos preparar y a esos tonos preparados hay que verificarlos en obra porque las relaciones que pueden darse dentro de una pared dependen de la orientación, del asoleamiento, de la situación de contexto y de las interacciones cromáticas que se estén dando en la sintaxis de lectura de fachadas contiguas o elementos cromatizados adyacentes que puedan estar incidiendo en la percepción cromática de esa superficie. Siempre hacemos esas muestras, se verifica y después se realizan ajustes con el taco hasta lograr los contrastes y armonías pertinentes”.

Con todos los ajustes hechos, solo resta llegar a la instancia de pintado general para poder apreciar en el mismo barrio la nueva paleta de colores que dará identidad a las familias que habiten el flamante conjunto habitacional del barrio San Javier.

Por Javier Borghi