Arquitectura | colores | biblioteca | libros

Bibliotecas con diseño

Una biblioteca debe pensarse en función de su utilidad, sin por ello dejar de lado lo puramente estético. En la nota de hoy te contamos cómo lograr esa biblioteca soñada en tu casa y que se convierta en el punto focal de cualquier habitación.

Para los amantes de la lectura en formato de papel, una biblioteca repleta de libros es un sueño. Sin embargo, este tipo de mobiliario también se ha convertido en un objeto de diseño y de deseo en la decoración de interiores.

Los diseños de bibliotecas son infinitos. Podemos llenar una pared vacía o un hueco entre columnas. Se puede disponer del espacio debajo de la escalera para construir una o también va muy bien rodear una chimenea con estantes de biblioteca. Solemos asociarlas en el living, pero también funcionan muy bien en otros espacios de una casa como un pasillo, zona de distribución, cocina o una habitación.

A medida

Las bibliotecas son el mueble a medida por excelencia, el que mejor aprovecha el espacio y en el que una vez en la vida hay que invertir. Todos tenemos en nuestra casa una pared vacía o una esquina a la que le hace falta algo y no sabemos qué. Esos espacios son ideales para montar tu propia biblioteca a medida. Los muebles a medida siempre suponen hacer algo más de inversión que un mueble prefabricado, pero si queremos conseguir un mueble duradero, que quede en perfecta sintonía con el espacio y con el resto de mobiliario de la vivienda, así como asegurarnos que cumple nuestras necesidades y gustos, te sugiero optar por un mueble a medida.

Una biblioteca prefabricada es más económicas y cumple la misma función - Imagen Pinterest.jpg

Una opción muy novedosa es la de montar una biblioteca con estantería a modo de pared separadora entre ambientes. Para no robarle luz a esas habitaciones podés jugar con la madera y el vidrio.

Incorporar plantas en tu biblioteca siempre funciona ya que aportan una cuota de vida, generando un efecto muy lindo y hogareño. Incorporar plantas en tu biblioteca siempre funciona ya que aportan una cuota de vida, generando un efecto muy lindo y hogareño.

Estándar

Otra buena idea para guardar tus libros es comprar una biblioteca estándar o prefabricada, puede ser tipo aparador; una vitrina; módulos tipo cajas que se van encastrando a los lados; estantes esquineros; estructuras verticales, etc. Todas estas opciones son más económicas y cumplirán de igual manera la función, generando el impacto deseado.

Tips para decorarla y mantener el orden

Decorar una biblioteca es siempre un reto. Muchas veces las saturamos de libros y de objetos que no llevan ningún orden, y termina siendo un depósito de elementos poco agradables a la vista. La función base de las bibliotecas es el almacenaje de libros. Esta función puede ser llevada a cabo con gracia y sentido estético. Organizá tus libros por colores para crear distintas gamas cromáticas y dar una sensación de orden y limpieza. Tener en cuenta los tamaños también es una buena opción para jugar con el diseño.

Una biblioteca a medida es ideal para adpatrla en ese lugar deseado - Imagen El Mueble.jpg

Por otro lado, a veces tenemos tantos libros que la sensación es de ahogo absoluto. Para que visualmente resulte estética debe ser equilibrada y tener los ejemplares repartidos por igual en los distintos módulos para evitar la saturación. Para contrarrestar tal efecto sugerimos sumar adornos más “ligeros” o incluso dejar algunos espacios vacíos.

Para lograr una imagen que descanse la vista, otra idea es liberar la parte superior de la biblioteca, la que está a la altura de los ojos, y llenar de libros la parte inferior, en combinación con otros objetos decorativos que los acompañen o sujeten, como vasijas, pequeñas esculturas, plantas o marcos con fotos o imágenes.

No sólo para libros

Adornos de cerámica, objetos de madera, ilustraciones en portarretratos, fotos, flores, un poco de vegetación, etc. Las estanterías de tu biblioteca no están hechas sólo para libros. Es importante que sumes toques de color en esas piezas especiales. Otra buena opción es sumar contenedores como canastos o cajas, para guardar aquellas cosas que visualmente no son lindas, y así ocultarlas, haciendo que el almacenaje quede más armónico y atractivo.

Animate a sumar otros objetos decorativos que acompañen a tus libros - Imagen Pinterest.jpg

Actualizar un diseño ya existente

Puede que ya no te guste su acabado o que necesites otro diseño. Es más fácil añadir estantes a tu biblioteca que eliminarlos. Los estantes se pueden rechapar, empapelar o pintar para darle una apariencia nueva. Es posible pintar toda la estantería o jugar sólo con los frentes o el fondo.

Los pasillos son un buen lugra para armar tu biblioteca - Imagen Pinterest.jpg

Cuando una biblioteca está realizada en placas de yeso, se pintan sin problema, se revisten o se recubren con chapas de madera o melaminas y su cambio será radical. También es posible instalar puertas o cajones en la biblioteca ya existente.

Animate a renovar y reversionar tu biblioteca, para volverla, con algunos detalles, el objeto decorativo de tu hogar.

POR: Lic. Julieta Varroni